El BCE se enfrenta a sus demonios

El banco central se reúne en el peor momento de la tercera ola sin intención de volver a actuar