Trading

Solaria arranca el 2020 con buen pie y apunta a los 9,5 euros

La multinacional fotovoltaica Solaria completa un buen ejercicio tras la superación de la directriz bajista que había ejercido de resistencia desde los máximos del 2018

Parque de Solaria.

¿Qué más leer?

Solaria firma un acuerdo de compraventa de energía de 105 MW con Alpiq

Solaria ha empezado con buen pie el 2020 después de consolidar los 7 euros el pasado ejercicio, en el que llegó a marcar niveles máximos cercanos a los 7,5 euros. 

Y en el arranque de este año, sin acabar ninguna semana en negativo, deja atrás estos niveles y supera los 8 euros.

Esta cantidad es una referencia importante ya que en la corrección de 2008 fue una zona de rebote que posteriormente se perdió con fuerza y, por tanto, es un nivel de resistencia significativo.

Lo ha dejado atrás con intención, de forma consistente y apuntando a la zona de techos de su canal actual que se sitúa entre los 9-9,50 euros de proyección.

Después de estos niveles le queda la extensión hasta los 10 euros. Y ya no tiene otra resistencia significativa hasta los 12 euros del 2008, que fue cuando se produjo el rebote desde los 8 euros antes de caer a finales de ese mismo ejercicio hasta los 2.

El valor venía a inicios de ese año de casi sus máximos históricos en los 24 euros, así que aún tiene mucho camino que recuperar y con el auge de las renovables está en el punto de mira de los inversores, aprovechándose también de ello.

Solaria completaba un buen ejercicio tras la superación de la directriz bajista que había ejercido de resistencia desde los máximos de 2018. Así, el valor se quedó en una posición técnicamente delicada con la posible aparición de un patrón de vuelta.

Superó los 5,50 euros con intención y de forma consistente, marcando nuevos máximos anuales por encima de los 6 euros e incluso alcanzó niveles por encima de los 7 euros, pero sin poderlos consolidar para acabar el ejercicio.

Nueva fase impulsiva

Solaria conseguía dejar atrás el patrón de vuelta con el que acababa 2018, que anuló al lograr superar con intención la zona de los 4,60 euros.

En el 2019 lo conseguía en dos tandas, la primera hasta el nivel de los 4,60 euros y después realizando una consolidación con sólo una nueva prueba testimonial de los 4 euros con patrón de agotamiento incluido. 

Esto le permitió consolidarse de forma significativa por encima de los 5 euros y atacar la zona de los 5,50 antes de este último tramo de avance, que resultó definitivo para aproximarse a la situación actual.

Al superar los máximos entraba en una nueva fase impulsiva que sigue vigente con la estructura técnica actual.

El patrón de techo mayor que apuntaba era una formación de hombro-cabeza-hombro. Tenía su línea clavicular de confirmación ligeramente por debajo de los 3 euros.

Perder este nivel dejaba un objetivo teórico que le devolvía casi al origen del movimiento y a las proximidades de la base proyectada de este canal, por debajo de un euro.

Este era un patrón que se descartó por la ruptura de los 5,50 euros y el plazo temporal transcurrido sin simetría.

¿Qué más leer?

Pharmamar consolida los avances con objetivo en 6,2 euros

De ahí la importancia que tenía el éxito en la superación de este nivel (5,5 euros) y la consolidación que tuvo lugar por encima de los 6 para anular definitivamente esta figura.

El comportamiento del volumen. que ha disminuido en estos meses de consolidación, se ha visto ahora refrendado con un incremento del mismo a la par que avanzaban las cotizaciones.

Se ha vuelto a quedar como una pauta de volumen ortodoxa para seguir manteniendo el escenario de avances, que ha superado el primer objetivo de los 8 euros y ahora busca la zona de los 9. 

Ya no hay prácticamente ninguna zona de resistencia intermedia de forma histórica hasta ese nivel de los 12 euros, pero no hay que descartar que pueda producirse un nuevo proceso de consolidación, vistos como son los patrones habituales que encontramos en el gráfico histórico del valor como forma de comportamiento.

Descartado el escenario de corrección

¿Qué más leer?

Sabadell: aguanta el soporte crítico de 0,8 euros

Ahora el escenario de corrección se ha descartado con la superación de los 8 euros. Y sólo volvería a reactivarse si atacara los 4 y los perdiera. Entonces volveríamos a estar en el mismo caso del patrón de vuelta mayor.

La siguiente bajada le llevarían hasta la zona de los 3,50-3 euros.

De esta forma, se perdería el sesgo positivo del avance y pasaría a negativo cediendo la zona de soporte importante de los 3 euros para después buscar el nivel de los 2,40 en primer lugar y la extensión hasta los 1,80-1,60 euros.

Este queda como nivel de referencia para activar las opciones del escenario de corrección que, por ahora, está descartado.

La perspectiva actual es intentar atacar los 9,50 euros y buscar proyecciones más optimistas hasta los 10 si el mercado también apunta en la misma dirección con el sesgo positivo de avance a medio plazo. Y  también con la idea de ver los 12 euros.

Solaria.
 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses