Trading

¿Por qué esta cuádruple 'hora bruja' es especial y conviene extremar las precauciones?

Este vencimiento de derivados se produce cuando los inversores llegan con fuertes plusvalías y tienen la necesidad de proteger sus posiciones. Además, se produce con un volumen muy elevado

¿Por qué esta cuádruple 'hora bruja' es especial y conviene extremar las precauciones?

Las bolsas mundiales se preparan para afrontar este viernes el vencimiento de derivados sobre acciones e índices, que se producirá por el mes y también por el del trimestre. Es la conocida como ‘cuádruple hora bruja’.

Lo normal es que este fenómeno coincida con grandes incrementos de volumen, que normalmente suelen coincidir con la apertura y el cierre de las bolsas, para aprovechar las ventanas de liquidez, pero la volatilidad se puede disparar en cualquier momento del dia.

La cuestión es que la cuádruple ‘hora bruja’ coincide con reequilibrio general de los grandes índices, como el S&P500, lo que podría derivar en algunos de los días con mayor actividad del año.

Sin ir más lejos, el pasado 20 de marzo, en pleno estallido de la pandemia del coronavirus, que llegó a borrar todas las rentabilidades de la era Trump, más de 18.000 millones de acciones cambiaron de manos, casi el doble que la media de los últimos tres meses.

¿Qué más leer?

El coronavirus borra todas las rentabilidades de la era Trump

Pero la sesión de este viernes es aún más especial, pues la necesidad de ajustar las posiciones parece ser mayor de lo habitual. El rally alcista desde marzo ha sido intenso y hay muchos beneficios que proteger.

Está previsto que venzan 1,8 billones de opciones sobre el S&P500, según datos de Godman Sachs que cita Bloomberg, lo que implica que será el tercer vencimiento más grande en un mes que no sea diciembre.

Rolar la posición

De este modo, el reequilibrio de este índice podría forzar 48.000 millones de dólares en operaciones, en comparación con los 30.000 millones de hace seis meses, según calcula S&P Dow Jones.

"Los inversores deben estar preparados", dice Chris Gaffney, presidente de mercados mundiales en TIAA Bank. Hay inversores que intentarán proteger sus carteras, sus beneficios, lo que implicará tomar decisiones.

Básicamente, tendrán que determinar si pasan los vencimientos de un mes o trimestre al siguiente, lo que se conoce en el argot como ‘rolar’ la posición. “Estas decisiones de rolar o no las posiciones es lo que impulsa la volatilidad”, dice Gaffney.

Volumen elevado

Desde los mínimos de marzo, el rebote en Wall Street ha sido del 40%, aunque el rally alcista no ha estado exento de sobresaltos. Especialmente en la última semana, cuando el miedo a un rebrote del virus lastró el apetito por el riesgo.

Además, el volumen ha sido inusualmente alto. Hasta mediados de junio, habían cambiado de manos en promedio diario más de 13.000 millones de acciones, lo que convierte al mes en el de mayor actividad desde 2008.

¿Qué más leer?

El IBEX 35 rebota y afianza los 7.400 puntos

En todo caso, el hecho de que se dispare la actividad y el volumen raras veces permite vaticinar qué rumbo tomará el mercado.

Según los datos de Goldman Sachs referidos a las opciones del S&P500, y pese al elevado interés abierto existente, menos de 2 millones de contratos se mueven en un rango del 10% respecto a dónde se negocia ahora el índice.

Es decir, el valor de los contratos de opciones con alta sensibilidad al movimiento del S&P 500 es muy bajo, por lo que es menos probable que el vencimiento impulse el movimiento del índice en la sesión de este viernes.

Con la historia en contra

Fuera de los datos concretos, la historia dice que los inversores podrían tener que estar preparados para ver más caídas tras el vencimiento.

Y es que desde 1994, la cuádruple ‘hora bruja’ de junio se ha saldado con caídas en la semana posterior en el 88% de las ocasiones, según calculan en Nomura. De media, el S&P500 retrocedió el 1,2%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses