Renta variable

La subida del oro pone el foco ESG en las compañías mineras

Cada vez más inversores exigen a las mineras mayor atención en temas ambientales, sociales y de gobernanza

El oro sigue su imparable subida
El oro sigue su imparable subida

El repunte del oro está proporcionando una ganancia inesperada a la industria minera, pero también está atrayendo una base más amplia de inversores que exigen una mayor atención a los temas ambientales, sociales y de gobernanza.

El interés en los temas de ESG ha pasado a primer plano en las conversaciones con las partes interesadas durante el año pasado, comentaron altos ejecutivos en el período previo a la conferencia de las Américas de Denver Gold Group, un evento anual clave en el mundo de los metales preciosos. 

¿Qué más leer?

Sitúan al oro en los 2.200 dólares

Tales conversaciones se producen cuando los inversores reciben miles de millones de dólares en ofertas de acciones de los compañías mineras de oro que alguna vez fueron rechazadas.

Los inversores están mirando a los lingotes debido a los altos precios y "el fuerte argumento de que el precio del oro puede subir", según Sean Boyd, director ejecutivo de Agnico Eagle Mines, uno de los 10 principales productores de oro. Y esos inversores tienden a juzgar a las empresas mineras a través de una lente ESG.

"No quieren correr muchos riesgos, y una gran parte de la evaluación de riesgos es el lado ESG de las cosas", dijo Boyd en una entrevista telefónica.

Un problema que irrita a los inversores

También se espera que la conferencia de Denver genere discusiones sobre la responsabilidad fiscal, dado el aumento cercano al 30% del oro este año, y cuánto flujo de caja libre debería ir a los accionistas. Pero ESG es el único problema que puede irritar a los inversores y mineros incluso más que el efectivo.

"A menudo es la primera, y a veces la única, discusión cuando nos reunimos con inversores en Europa", asegura Tom Palmer, director ejecutivo de la principal productora Newmont Corp. En el Foro Económico Mundial en Davos, muchas veces “el único tema de discusión fue la intensidad del carbono y el trabajo que se está haciendo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Como cualquier industria extractiva, la minería por naturaleza daña el medio ambiente. Las empresas también entran en conflicto con las comunidades locales o  provocan la ira de los accionistas sobre cuestiones de gobierno corporativo.

Pero a diferencia de los mineros de cobre o de metales para baterías, por ejemplo, los productores de oro pueden enfrentar más escepticismo por parte de los inversores con mentalidad ESG. 

Esto se debe a que el oro, que se utiliza principalmente para producir joyas y actúa como depósito de valor en barras y monedas, tiene menos utilidad para promover una economía verde.

Una cosa extraña

"El oro es una cosa extraña porque la mayor parte se encuentra en bóvedas alrededor del mundo acumulando polvo", afirma el director ejecutivo de B2Gold, Clive Johnson.

No obstante, los mineros de oro pueden alcanzar los más altos estándares de ESG, dijo Johnson, y el éxito de una empresa debe estar "definido por sus relaciones con la comunidad, su seguridad en sus minas, las cosas que hace por sus empleados".

{reated:2] 

La industria de la extracción de oro ha demostrado su valor durante la crisis de salud de Covid-19 al ayudar a las comunidades locales, continuar trabajando de manera responsable y mantener a la gente empleada, añadió.

Aún así, el sector ha tenido que superar una reputación a veces accidentada en cuestiones ambientales, sociales y de gestión. Y los incidentes de alto perfil dentro y fuera de la industria minera de oro han obstaculizado el proceso de rehabilitación. 

Aumenta el atractivo

Los altos precios del oro aumentan el atractivo para excavar en busca de oro y amenazan con aumentar las operaciones ilegales.

ESG realmente ha "tomado el centro de atención" en los últimos cinco años, dijo Jon Lamb, gerente de cartera de Orion Resource Partners. Eventos como el fatal desastre de la presa de Vale en Brasil en 2019 o la destrucción de sitios del patrimonio aborigen en una mina del Grupo Rio Tinto en Australia este año han hecho que estos problemas sean aún más prominentes.

“Todos estos elementos ponen una imagen muy viva para la gente del sector,  y  para gente fuera del sector, sobre cuáles podrían ser los daños de la minería”, dijo Lamb.

Para Palmer, de Newmont, la parte más importante de ESG es la gobernanza.

“Esa G debería estar casi al principio del acrónimo”, dijo. "Una gobernanza sólida es la base esencial para poder respaldar el desempeño ambiental y social sostenible".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?