Renta variable

El petróleo suma señales de optimismo desde México, la OPEP y Brasil

El petróleo busca nuevos apoyos en el incremento de precios de los barriles de México y la OPEP, mientras la petrolera brasileña Petrobras muestra confianza a largo plazo

El petroleo mantiene el optimismo gracias a México, la OPEP y Brasil

El petróleo suma nuevas señales de optimismo que llegan desde México, la OPEP y Brasil. La recuperación de precios del crudo mexicano y de la OPEP sumada a las previsiones de la petrolera brasileña Petrobras sostienen al oro negro sobre los 30 dólares.

¿Qué más leer?

Las divisas permanecen al margen del hundimiento del crudo

La mezcla mexicana de exportación se sitúa por encima de los 26,5 dólares y, al igual que el Brent y el West Texas, vuelve a los niveles previos a la crisis del petróleo derivada del coronavirus.

Según los datos ofrecidos por la compañía nacional de crudo, Pemex, este tipo de petróleo recupera terreno a pasos agigantados desde los momentos más críticos, llegó a entrar en terreno negativo, y supera las estimaciones que el propio Gobierno mexicano tenía previstas para este curso.

Hace un mes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México, la que controla este mercado, señaló que esperaba que la mezcla mexicana cerrase el curso en 24 dólares, los cuales ya supera, por la caída histórica de la demanda de petróleo.

Unas previsiones que se derivaban del hecho de que el barril de este país tocó negativo en la jornada negra para esta materia prima, el 20 de abril, en -2,37 dólares.

Un respiro para Pemex

Los nuevos precios son una palanca de optimismo para Pemex puesto que hace apenas una semana no escondía la posibilidad de que no pudiese continuar operando si continuaban los precios bajos, la alta producción de los grandes de este mercado y la demanda hundida para el resto del curso.

Y es que Pemex fue de las mayores damnificadas por la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia puesto que no posee la capacidad de bombeo constante que sí tienen las potencias mencionadas y su cuenta de resultados, así como la economía nacional no tienen otras armas para combatir contra los grandes.

La crisis demostró que Moscú y Riad tampoco podían resistir y llegaron los recortes adicionales que ahora se transforman en subidas para los diferentes tipos de crudo del mundo, aunque en el camino Pemex perdió 23.913 millones de dólares en el primer trimestre respecto al curso anterior.

Bien es cierto que la situación de la petrolera estatal mexicana ya era precaria antes de la crisis. Como ejemplo, en el conjunto de 2019 registró unas pérdidas de 18.376 millones de dólares, el doble que en 2018 cuando perdió más de 9.500 millones. Ahora, en tres meses se deja más que en todo 2019.

El peso también recupera

La divisa mexicana también fue la gran damnificada de esta guerra. En general, las divisas emergentes sufrieron en demasía contra el dólar, el cual registró máximos históricos contra 15 de sus principales pares, al hundirse los precios de las materias primas.

¿Qué más leer?

Arabia Saudí presiona a la OPEP+ con más recortes para salvar su economía

El rand sudafricano, el dólar australiano, el peso argentino o el real brasileño acompañaron al peso en sus pérdidas contra el dólar. En el caso concreto del peso, marcó en varias ocasiones mínimos históricos contra el billete verde, como comúnmente se conoce a la divisa estadounidense.

Ahora, con los recortes de producción y una mejora de las perspectivas de demanda por los desconfinamientos, el peso mexicano le va ganando terreno y cotiza cómodo sobre las 0,4 unidades de dólar aunque aún lejos de los máximos anuales de febrero en 0,53 dólares.

Petrobras y los 15 dólares por barril

La mayor empresa brasileña, la petrolera Petrobras, señala que mantiene su objetivo de producción de barriles con el que concluiría el ejercicio produciendo una media de 2,7 millones de barriles de crudo y gas.

Además, señalan desde la compañía, se ven con la capacidad de operar con un precio medio del barril a 15 dólares, aunque no creen que llegue a ese valor y esperan que se coloque en 25 dólares a cierre de este curso, en 30 para 2021 y en 50 para 2025.

Pese al optimismo también tuvo que hacer frente a la caída de la demanda y suspendió las operaciones en 62 plataformas marítimas lo que supuso reducir su producción en 200.000 barriles.

Con unas exportaciones récord en el primer trimestre gracias a China, su principal cliente, la petrolera perdió 8.360 millones de dólares de enero a marzo respecto al primer trimestre de 2019. Unas pérdidas superiores a las ganancias récord del curso pasado, 6.920 millones.

El barril de OPEP, en niveles precrisis

El barril de crudo de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) vuelve a los niveles previos a la crisis al superar los 26,5 dólares, ascenso semanal del 12%, según los datos ofrecidos por la organización.

¿Qué más leer?

El petróleo recupera el precio previo a la crisis por los recortes

Se une así a la senda alcista del barril más internacional, el Brent, y del de referencia en los Estados Unidos, West Texas. Además, la OPEP confía en que el precio siga incrementándose según avanza el desconfinamiento, aumenta el consumo y se incrementan los recortes de producción.

Y es que los Estados Unidos se unieron a los recortes adicionales anunciados por la propia Arabia Saudí y secundados por los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Irak y Omán.

Según los datos recogidos por Bloomerg Analytics el precio del barril de la OPEP se dispara más de un 100% desde la caída del 20 de abril, cuando bajó hasta su menor precio en 20 años, 12 dólares por barril sucumbiendo al precio negativo del West Texas el excedente de producto que no podía almacenar.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.