Renta variable

El petróleo recupera el precio previo a la crisis por los recortes

El petróleo supera los 30 dólares por barril, nivel anterior a la crisis, gracias a los recortes de producción de los principales bombeadores

El petróleo duda ante el incremento de inventarios en los Estados Unidos y la posición de Rusia ante los recortes de producción

El petróleo recupera el precio previo a la crisis por los recortes de los principales productores de oro negro además de unas mejores perspectivas para la demanda. Tanto el tipo Brent como el Texas superan los 30 dólares. En caso del barril estadounidense, máximos de 3 meses.

La decisión de los productores del país de reducir su actividad y unirse así a la OPEP+, Organización de Países productores de Petróleo y diez aliados independientes encabezados por Rusia, es bien recibida por los barriles de entrega en junio.

Una medida que también sirve de alivio para el almacenamiento de crudo de los Estados Unidos. La mayor planta del mundo, en Cushing (Oklahoma), sigue cerca del límite de capacidad, pero consigue reducir sus inventarios a los niveles más bajos desde febrero.

Según los datos recogidos por Bloomberg, las plataformas de perforación de los Estados Unidos registran sus niveles de bombeo más bajos en una década tras caer su actividad por novena semana consecutiva.

Una acción global

Arabia Saudí fue el primer gran productor que anunció un recorte adicional de un millón de barriles a los 9,7 millones pactados con los aliados.

Aunque la decisión de Raid escondía también la necesidad interna de controlar el precio del crudo para salvar su economía, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos se unieron con 80.000 y 100.000 barriles respectivamente.

¿Qué más leer?

La nueva guerra del petróleo pasa por el almacenamiento marítimo

Ahora es Irak quien se une a estas propuestas y planea, no solo recortar, sino detener la producción de una de sus plantas, presionado por las protestas de los ciudadanos con la situación económica del país.

El Texas deja atrás sus peores momentos cuando a principios de abril entró en terreno negativo y los productores llegaron a pagar 40 dólares por cada barril del que se desprendían.

Respecto al barril más internacional, el Brent, suma tres jornadas consecutivas sobre los 30 dólares y marca su mejor nivel desde principios de marzo.

Mejora de previsiones

El Brent siempre resistió mejor las embestidas bajistas gracias al mejor comportamiento de los productores del norte de Europa y a la posibilidad de almacenar los excedentes en el mar. Es más, este mercado, el del almacenamiento marítimo, marcó récords de precio mientras el crudo caída.

¿Qué más leer?

Arabia Saudí presiona a la OPEP+ con más recortes para salvar su economía

Pero son ahora la mejora de perspectivas de producción la que hace que el Brent cerrase su tercera semana al alza.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) realizó en su informe mensual  una revisión al alza y estima ahora que caerá la demanda un 8,6% respecto a 2019.

Por la vuelta a la nueva normalidad de los países más desarrollados tras el confinamiento, la AIE opta por revisar sus previsiones a la vez que anuncia que el consumo entre abril y junio será de 79,3 millones de barriles, 3,2 millones más que el cálculo de abril.

En cambio, la  OPEP lanzó unas estimaciones más pesimistas que las de la AIE y peores que sus anteriores previsiones. Así, prevé que la demanda del crudo caerá hasta un 9,1% frente al 6,87% de la previsión anterior.

Tanto la AIE como la OPEP sí creen que, gracias a los recortes anunciados por los países productores, se podrá reducir en más de lo previsto la oferta de crudo.

La OPEP es la más optimista y coloca en el 14% el recorte de producción para todo el curso. Sería una reducción inédita que, de producirse, sí podría traer el reequilibro de precios en el mercado a partir de junio. Con todo, se produciría un recorte de 14 de millones de barriles al día.

El riesgo no se olvida

Las perspectivas son positivas en el corto plazo, pero el riesgo sigue latente. El miedo a un rebrote de las infecciones a escala global, que vuelva a mermar la economía y lleve a la población a un nuevo confinamiento, ya es recogido por otros activos como el oro o la plata.

La recuperación del oro negro puede estar tensionada si la recuperación no se hace latente una vez se recupere la normalidad en la actividad productiva.

El propio presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, aseguró que los activos que se recuperan rápido tras un pasado reciente sude “sufrirán significativamente si hay contratiempos en la lucha para contener el virus”.

Además, hay analistas que apuntan a que los compromisos en los recortes de producción podrían flaquear si el crudo sigue en subida.

De continuar las subidas, se podría confirmar antes del comienzo del segundo semestre los 40 dólares por barril. Un precio objetivo fijado por el consenso para un buen escenario de cara al último tramo del tercer trimestre.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.