Economía y política

Arabia Saudí presiona a la OPEP+ con más recortes para salvar su economía

Arabia Saudí insta a la OPEP+ a que incrementen sus recortes de producción tras anunciar Riad un freno adicional de 1 millón de barriles diarios, aumentos de impuestos y reducción del gasto

Arabia Saudí insta a la OPEP+ a que incrementen sus recortes de producción tras anunciar Riad un freno adicional de 1 millón de barriles diarios, aumentos de impuestos y reducción del gasto./ EFE

Arabia Saudí presiona a la OPEP+, Organización de Países Productores de Petróleo y diez aliados independientes, para que realicen recortes adicionales a los 9,7 millones de barriles actuales. Riad busca que el resto de productores se unan a su ampliación de recortes con un millón de barriles más para salvar su economía.

¿Qué más leer?

Estados Unidos insta a Arabia Saudí a acabar con la guerra de precios en el petróleo

El comunicado del Consejo de Ministros del reino es claro en este punto: “Las iniciativas del reino instan a los países de la OPEP+ a que restablezcan el equilibro en el mercado y la reducción voluntaria de un millón de barriles muestra el compromiso con el acuerdo de la OPEP+”.

Tanto el recorte adicional de Riad como la nueva petición a la OPEP+ son una sorpresa para el mercado, puesto que se trata de los niveles de producción más bajos en 18 años.

Arabia Saudí producirá 7.492 millones de barriles al día desde junio, 4,8 millones menos comparado con abril

“Tenemos que estar a la vanguardia”, dijo el ministro de Petróleo saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, a Bloomberg News en una entrevista telefónica: “Los recortes voluntarios acelerarán aún más el proceso de reequilibrio”.

Algunos aliados se unieron a la petición y Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos anunciaron recortes de 80.000 y 100.000 barriles por día respectivamente.

La recesión económica, detrás de los recortes

Arabia Saudí no puede continuar bombeando crudo, con los precios bajos y la demanda hundida, puesto que su economía coquetea con la recesión.

¿Qué más leer?

El petróleo y el Covid-19 tumban la economía de Arabia Saudí

El reino ve ahora cómo la guerra de precios iniciada en marzo con Rusia, líder de facto de los países productores independientes aliados de la OPEP, arrastra a las finanzas saudís a una recesión tras 10 años de crecimiento sostenido.

Los impuestos se triplicaron, con el IVA en el 15%, y su programa de inversión, “Visión 2030”, está paralizado. El gobierno del rey Mohamed bil Salmán se centra ahora en la austeridad para proteger el sistema fiscal del Estado.

De inicio, espera ahorrar 26.600 millones de euros con el retiro de ayudas por subsidio a los funcionarios y más recortes de presentaciones.

“Las prioridades son la atención médica y el sustento de las personas. Queremos asegurarnos nuestra fortaleza fiscal para que, a medida que la economía se recupere, poder apoyarla”, señaló a la agencia de noticias de Bloomberg el ministro de Finanzas, Mohamed al Yadaan.

Freno en el consumo

El toque de queda decretado por el Gobierno provoca un fuerte descenso del consumo y se prevé que el impacto sea mayor desde el segundo trimestre por la pérdida de poder adquisitivo de los hogares, por lo que el aumento del IVA no se reflejará hasta el segundo semestre como pronto.

¿Qué más leer?

El petróleo busca el equilibrio con su mejor racha del año

El responsable de las finanzas saudíes reconoce que las medidas son “dolorosas” y “estrictas”, pero afirma que son la única manera de salvaguardar la estabilidad financiera del país.

Al Yaadan espera que las medidas ahora introducidas se empiecen a notar en el próximo curso. El gasto se reducirá hasta en un 30% en la “peor crisis en décadas”, según el Gobierno.

Por otro lado, añade que el freno en las inversiones no se debe únicamente al nuevo plan de austeridad sino también a problemas en la cadena de suministros derivada del coronavirus y a medidas de seguridad aprobadas por el Gobierno.

Objetivos claros en los recortes

Si Arabia Saudí cumple con lo anunciado, bombeará algo menos de 7,5 millones de barriles al día hasta niveles de 2002. Este cálculo sale del acuerdo con la OPEP+ y los datos recopilados por Bloomberg.

¿Qué más leer?

El petróleo busca el equilibrio con su mejor racha del año

El mercado no estimaba que pudiese producirse un recorte de este calibre porque los ingresos estatales se verían muy mermados, pero la situación actual así lo requiere y ahora son muchos los expertos que los consideran, incluso, insuficientes y que llegan tarde para salvar al mercado de la energía.

Uno de los puntos en los que confía los dirigentes saudíes es en la recuperación del mercado de la mano de un mayor uso de gasolina una vez los ciudadanos abandonen los confinamientos.

Continúan las conversaciones con los Estados Unidos

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se colocó como interlocutor entre Arabia Saudí y Rusia para intermediar en la guerra de precios, puesto que también el mercado de crudo estadounidense estaba en peligro.

¿Qué más leer?

Arabia Saudí apuesta por impuestos y austeridad tras el hundimiento del petróleo

Un hecho que se demostró con el colapso de los inventarios de crudo en el país y la entrada del precio del barril nacional, el West Texas, en terreno negativo.

Ahora, los recortes saudís se producen después de que Trump hablará con el rey Bin Salmán. La Casa Blanca señaló que en la conversión quedó patente la importancia de la estabilidad en los mercados mundiales de energía”.
 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.