Renta variable

El petróleo no frena la caída y el Brent se aleja de los 40 dólares

El petróleo continúa reduciendo su valor por el temor a un mayor incremento de los inventarios y que la vuelta a la normalidad no se traduzca en crecimiento del consumo. Mientras, Arabia Saudí reduce el suministro a Asia

El petróleo continúa a la baja por la presión de los inventarios y la demanda

El petróleo sigue presionado por los inventarios y la demanda. El incremento récord en el almacenamiento pilló por sorpresa al mercado y ahora se tema que la demanda sea inferior a la estimada en la vuelta a la normalidad.

¿Qué más leer?

Arabia Saudí apuesta por impuestos y austeridad tras el hundimiento del petróleo

Tanto la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) como la Agencia Internacional de la Energía (IEA) mejoraron sus previsiones para el oro negro, tanto la oferta como la demanda, en base a un incremento del consumo en los países desarrollados cuando finalizasen los confinamientos.

Estos llegaron y el petróleo recogió la situación con importantes subidas que le llevaron a los precios previos a la crisis, apoyado también en los recortes adicionales de varios miembros de la OPEP+ y la extensión del acuerdo de 9,7 millones de barriles hasta julio.

Pero la IEA anunció un aumento récord de las reservas de crudo, que pasaron de los 5,72 barriles gasta los 538,1 en abril, el mayor incremento de la historia según los datos compilados por Bloomberg. Además, también se incrementaron los de la gasolina.

Cae el Brent y el Texas

Así, tanto el barril tipo Brent, el más internacional, como el de West Texas, la referencia en los Estados Unidos, registran retrocesos en el comienzo de la semana. El Brent para entrega en agosto se aleja de los 40 dólares y el West Texas pierde los 35 dólares.

¿Qué más leer?

La OPEP extenderá los recortes de producción de petróleo hasta julio

También sigue coleando en el mercado de crudo las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Jerome Powell, en las que no se mostraba confiado en la recuperación de la economía estadounidense.

Las estimaciones del organismo de una contracción del crecimiento del país del 6,5% este curso para crecer un 5% en 2021 y un 3,5% en 2022, no son del agrado del mercado. Estas implican, además de una potente caída este curso, que la recuperación no será tan rápida y elevada como se esperaba en un principio.

Por tanto, si la economía no recupera al ritmo esperado, no se consumirá petróleo al volumen óptimo como para ver al barril en los 50 dólares, una cifra que los expertos ya manejaban después de la extensión hasta julio del acuerdo de la OPEP+.

Arabia Saudí reacciona

Algunos productores ya empiezan a jugar sus cartas ante la nueva situación que vive la materia prima con la caída de precios y el aumento de inventarios.

De confirmarse una reducción de petróleo en las principales economías, los productores pueden volver a encontrarse con problemas para colocar sus barriles.

¿Qué más leer?

El precio del petróleo apunta a los 50 dólares tras el acuerdo de la OPEP

Riad decide reducir su suministro a algunos compradores asiáticos hasta en un 40% para el mes que viene. Concretamente son 5 refinerías asiáticas a las que la petrolera estatal, Aramco, rebajará las entregas entre un 10 y un 40%.

Según informa Bloomberg, refinerías de Corea del Sur y Japón ya habrían notado esta decisión. Arabia Saudí lanza esta apuesta sobre el mercado que más crudo importa en esos momentos.

Asia, sobre todo China, lidera la recuperación de la demanda de crudo por iniciar antes la reactivación de la economía, además de ser los principales clientes de Aramco, por ello que Riad vea en esta vía la opción rápida para contener el precio.

Objetivo: salvar la economía

Con esta decisión Arabia Saudí demuestra su compromiso de extender los recortes más allá de julio y muestra también su temor de volver a ver deprimido los precios con lo que eso supone para su economía.

¿Qué más leer?

La Fed y los inventarios presionan los precios del petróleo

Aunque Aramco tiene capacidad para bombear todo el petróleo que desee y almacenarlo, la economía del reino no puede volver a experimentar una bajada de valor como la sucedida con la guerra de precios con Rusia.

Y es que el gobierno del rey Mohamed bin Salmán se vio obligado a triplicar el IVA, del 5 al 15%, y paralizar el plan de inversiones ‘Vision 2030’ por la desaparición de ingresos del crudo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.