Renta variable

El petróleo busca el equilibrio con su mejor racha del año

​El petróleo comienza a estabilizarse gracias a registrar las mayores subidas del año con dos semanas consecutivas de ascensos

El petróleo continúa a la baja por la presión de los inventarios y la demanda

El petróleo busca el equilibrio en el precio del barril gracias a encadenar dos semanas consecutivas en positivo, la segunda vez que ocurre en el año, y logra así la mayor racha alcista del curso gracias a una leve recuperación de la demanda, al recorte de la producción y a un ligero alivio en los inventarios.

¿Qué más leer?

La nueva guerra del petróleo pasa por el almacenamiento marítimo

El barril de crudo de Brent, el de mayor referencia internacional, consigue pasar en 15 días de los 19 a los 30 dólares. La consecución de dicha cota, la que el mercado considera clave para que el Brent comience a estabilizarse, se produce tras avanzar su cotización más de un 35% en dos semanas.

Por su parte, el barril de tipo West Texas, el de los Estados Unidos, se aproxima al nivel de los 25 dólares, desde los 13,5 en los que cotizaba 15 días atrás, tras revalorizarse su precio para entrega en junio más de un 40% en ese periodo de tiempo.

Estas revalorizaciones llevan al petróleo a buscar una estabilización de la cual no disfruta desde comienzos de marzo. Fue justo a finales de febrero cuando el petróleo sumó dos semanas consecutivas al alza y, hasta la actual, fue la mejor consecución alcista del oro negro en 2020.

Optimismo con pies de plomo

Aún es pronto hablar de estabilización de precios y aún quedan incógnitas por resolver. La primera es la estabilización de la demanda.

Aunque las cifras de consumo comienzan a mejorar desde que China inició su vuelta la actividad productiva, aún es pronto para calibrar la fecha en la que el resto naciones recuperará la normalidad.

¿Qué más leer?

La guerra comercial pone en peligro la recuperación del petróleo

Cada región, e incluso cada país dentro de una misma región, lleva fechas y objetivos diferentes por lo que no existe un calendario común que vuelva a engrasar la producción económica mundial.

Por otro lado, aunque se están reduciendo los inventarios a escala global con el almacenamiento y transporte marítimo en pleno auge y con rentabilidades récord, las plantas siguen estando llenas y el ritmo de consumo aún es muy débil para que haya un mayor espacio de almacenamiento.

El mayor punto a favor parece la intención clara de la OPEP+, Organización de Países Productores de Petróleo encabezados por Arabia Saudí y otros diez productores aliados independientes liderados de facto por Rusia, de recortar los 9,7 millones de barriles al día e ir implementando más freno a la producción desde finales de mayo.

En los Estados Unidos su presidente, Donald Trump, anunció un rescate a la industria del petróleo la cual considera estratégica, para salvaguardar el empleo. Aunque el rescate no es un salvavidas para el precio, sí ayuda a dar calma al sector con Washington comprando barriles.

Además, el mayor centro de inventarios del mundo, Cushing (Oklahoma), y a la espera del dato oficial, habría cerrado abril con la primera contracción de inventario en dos meses.

Seguridad en el corto plazo

Ahora toca analizar cómo afectan al petróleo las negociaciones comerciales entre los Estados Unidos y China. Mientras se conocen más detalles al respecto, el consumo, al igual que sucede en el gigante asiático, también reacciona en la mayor potencia del mundo y el precio de gasolina sube, buen síntoma de reactivación económica.

Arabia Saudí también introduce sus propias medidas independientemente de la OPEP+ y decide elevar el precio de los barriles para entrega en junio producidos por Aramco, su petrolera estatal, como medida para apoyar la recuperación del crudo.

El futuro se aclara

El mercado sí confía en que con el paso de los meses el oro negro seguirá estabilizándose y subiendo aún más.

¿Qué más leer?

Ocho víctimas de la caída del petróleo (y cuatro ganadoras)

El mayor ejemplo de ello es que ahora los inversores prefieren invertir en petróleo con contratos a largo plazo en vez de apostar por la compra y venta más cercana a la fecha de vencimiento.

El largo plazo provocó que los fondos cotizados o ETF, que actuaban a corto sobre el crudo, ya no controlen el 30% de las posiciones abiertas sobre esta materia prima.

Las pérdidas históricas que sufrieron en marzo y abril por el efecto contango, venta y compra automática de crudo cuando vencen los futuros y el precio nuevo es inferior al que se vende, provocaron que los propios gestores de ETF introdujesen cambios en el algoritmo de inversión de los fondos cotizados para buscar el largo plazo y evitar el contango.

Algunos de las firmas que más estudian esta materia prima muestran gran optimismo con el crudo. Tal es el caso del jefe de investigación de materias primas de Goldman Sachs, Jefrrey Currie, que asegura que la mejora de trayectoria actual “puede excederse aún más en julio”.

En Standard Chartered señala que será en ese mes cuando el mercado terminará su estabilización para pasar al “consumo excesivo el resto del año.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.