Banco Santander y BBVA ya saben cómo superar al resto de blue chips

El gestor José Lizán analiza las perspectivas de un IBEX 35 con muy buenos pronósticos para la banca. Específicamente para Banco Santander, BBVA y Bankinter. Duración: 22 min

Si el IBEX 35 se apoyó en el sector bancario para superar un mes de septiembre que tradicionalmente es el peor para la bolsa, de cara a los próximos años, puede confiar en el buen hacer de las entidades financieras para recuperar fuerzas tras un 2022 calamitoso.

Publicidad

Así se desprende, al menos, de las consideraciones del gestor de la Rreto Magnum SICAV en Quadriga Asset Managers, José Lizán, a su paso por el podcast de finanzas.com, en el que apuntó:

"Creo que como sector, (el bancario) está en un punto de inflexión en el que las valoraciones son bajas, y en el que tiene potencial".

Un potencial de subida que Lizán reconoció que puede ser menor al de otros tipos de compañías, "como algunas tecnológicas, o industriales, que a lo mejor han tenido una caída brutal en los últimos meses", pero que si brindará oportunidades muy a tener en cuenta.

"Sí que creo que podremos ver a Banco Sabadell por encima del euro, a Bankinter yéndose hacia los siete euros, a Banco Santander volviendo por encima de los tres euros... En BBVA el riesgo geopolítico es importante, pero si va el sectorial, lo harán bien", afirmó el gestor.

Publicidad

Los bancos pueden ser la guía del IBEX 35

Las palabras de Lizán dejaron claro que, de los dos frentes de opinión abiertos en el mercado ante el rendimiento que tendrán los bancos en un escenario de subidas de tipos, él es de los optimistas.

Y es que frente a la creencia asumida por parte del mercado — o por instituciones como el Gobierno de España, que se amparó en las ganancias extraordinarias que generarán los bancos para justificar su recargo impositivo a los mismos —, algunos expertos avisaron sobre los riesgos que comportarán para las entidades el previsible escenario de recesión.

Unos riesgos como los de moras de pago y el consecuente incremento de los NPL (non-performing-loans) que, a ojos del gestor, "siempre han estado ahí, y eso un banco siempre sabe gestionarlo".

Publicidad

"A lo mejor, en un shock como el de 2008, fue muy difícil de gestionar, y se llevó por delante a casi todos los bancos a nivel mundial, pero en un entorno de una recesión normal, los bancos son capaces de gestionar eso y, sobre todo, tienen una mejora de perspectivas del negocio por el margen de intereses, espectaculares", afirmó Lizán.

"Que vamos a tener un parón económico, que habrá créditos ICO que van a entrar en mora, que habrá que aprovisionar cosas, es evidente, pero será gradual, será escalonado. Pero es que la mejora es tan sustancial en la parte de margen de intereses, que desde mi punto de vista compensa muy mucho todo esto", añadió.

Una premisa desde la que Lizán vaticinó que cuando llegue el momento de rendir cuentas trimestrales, "vaya ganando tracción la mejora de resultados de los bancos", como ocurrió esta semana con Bankinter, "y que esa entrada en mora, y ese riesgo para las entidades, sean capaces de manejarlo".

El experto tampoco olvidó, asimismo, que tras prácticamente una década de intereses a tipo cero, "los bancos centrales difícilmente volverán a intereses de tipo negativo o cero". Un contexto "más normalizado" en el que la banca "debería ser capaz de hacerlo bien".

Publicidad

Un contexto económico que sí puede afectar a otros sectores nacionales

El positivismo de Lizán respecto a las perspectivas de los bancos del IBEX 35, asimismo, contrastaba con su cautela frente al recorrido que tendrán otros sectores y valores de peso dentro del indicador nacional, como pueden ser las energéticas, o Inditex.

Una cautela que, en el caso del sector de utilities y renovables, que no de un petrolero monopolizado por Repsol, se impone por la caída de un precio del gas que arrastra al pool energético, "al mismo tiempo que los costes financieros se están encareciendo".

El gestor de Rreto Magnum SICAV, por tanto, no anticipaba "grandes sustos" en el sector, pero señaló que "mientras este entorno se mantenga, va a haber dudas sobre el sector en cuanto a cotizaciones".

Publicidad

En el caso de Inditex, el veredicto de Lizán también fue claro.

A pesar de que el mercado ya descontara la venta de sus activos en Rusia, y de que los primeros números del nuevo equipo de liderazgo fueran extraordinarios, el mercado "no ha dado el beneficio de la duda" a la toma de poder por parte de Marta Ortega, arrancando su prima de cotización respecto a empresas de retail comparables.

Por tanto, "ver a Inditex por encima de 25 a 26 euros estará difícil, y requerirá tiempo", sentenció el experto.

Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada

Noticias de