Criptomonedas: ¿Por qué te puede inspeccionar Hacienda?

Hacienda cree que la comunidad de inversores en criptomonedas es "una buena mina donde rascar"

Es importante leer y comprender los riesgos de esta inversión, que se explican en detalle en este enlace

Advertisement

Si usted es inversor en inversor en criptomonedas, muy probablemente habrá recibido una carta en la que Hacienda le recuerda que no olvide reflejarlas en la declaración de la renta 2022. No es un envío casual, el fisco vigila con lupa las transacciones con dinero digital.

En realidad, la agencia tributaria cree que la comunidad de inversores en criptomonedas es “una buena mina donde rascar”, dijo José Antonio Álvarez, socio de la firma fiscalidadpatrimonial.com, en el podcast ‘La mina’ de finanzas.com.

Publicidad

De hecho, el experto confirmó en el espacio conducido por Rafa Ares y Pepe Jiménez que su firma de asesoramiento está teniendo “muchos requerimientos de Hacienda con las pérdidas”.

¿Por qué puede llamar Hacienda?

En general, “Hacienda llama cuando sospecha algo”, explicó Álvarez. Hay veces que llama porque pone el foco en un sector entero, y en otras ocasiones simplemente para ampliar información, lo que se conoce como “hacer comprobaciones limitadas”.

Por ejemplo, si un inversor refleja unas pérdidas de 5.000 euros, el fisco puede dirigirse al contribuyente simplemente con el siguiente requerimiento: “Detállamelas”, sin dar más explicaciones.

Lo cierto es que ni los propios expertos tienen muy claro la lista de motivos que movilizan a un inspector fiscal en relación con las criptomonedas. Pero lo que es un hecho indiscutible es que “Hacienda está llamando a mucha más gente que antes”.

De hecho, Hacienda ha contratado mucho más personal para poner la lupa no solo en los cripto inversores, sino en los inversores en general, recordó Álvarez.

Publicidad

A juicio de este experto, es muy importante tener clara la trazabilidad del dinero, para pode demostrar de dónde salen las ganancias en caso de que las haya. Y también las pérdidas.

Publicidad

¿Cuál es el hecho imponible?

En principio, quien no haya hecho operaciones con criptomonedas no está obligado a declarar, salvo que tenga más de 50.000 euros, en cuyo caso debe cumplimentar el formulario 720, que el año que viene será el 721.

El problema es que “es muy difícil no hacer nada con criptomonedas”, recordó Álvarez. En activos financieros se ve muy claro cuando no hay operaciones, pero la diferencia con las criptomonedas es que las permutas también tributan, incluso cuando se mueven bitcoins hacia una billetera fría o se cambian por una stablecoin en momentos de alta volatilidad.

“Esto es una permuta, un movimiento que cierra la operación, por eso, el número de operaciones que cree que tiene un inversor, y las reales, son muy distintas”, recordó Álvarez. Es más, el hecho de cambiar de broker también genera una operación imponible.

Publicidad

Las claves para el IRPF con criptomonedas

Por estas razones, los inversores que hayan hecho operaciones el año pasado con criptomonedas tendrán que reflejarlas en el IRPF.

La novedad (y el alivio) es que podrán compensar plusvalías y minusvalías, algo que hace unos días no estaba claro, tal y como explica finanzas.com.

“Nos llevamos un susto importante, porque en el simulador de la renta había una casilla que limitaba la compensación de pérdidas”, apuntó Álvarez.

Finalmente, Hacienda quitó esa casilla, en parte por la misma presión de los asesores fiscales. “Los que nos dedicamos a esto en el sector pusimos el grito en el cielo, primero porque es muy injusto”, dijo el experto.

Publicidad

Además, es muy difícil y laborioso trasladar estos movimientos a lo que es la renta, sobre todo porque hay mucho inversor minorista con cientos de pequeños movimientos.

El mejor momento para ponerse al día con Hacienda

Con todo, Álvarez consideró que este es uno de los mejores momentos para ponerse al día cn Hacienda. El año pasado, con la quiebra de Terra o la de FTX, muchos inversores sufrieron fuertes pérdidas.

“Es un buen momento de reflejar ahora las pérdidas para poder compensarlas en el futuro”, dijo Álvarez. Para ello, los inversores disponen de cuatro años.

Los impuestos por las rentas del capital no son muy altos, comparados con las rentas del trabajo. El problema es que quien se espere más tiempo a regularizar su situación con Hacienda, quizás tenga que hacerlo cuando las criptomonedas se hayan revalorizado más.

“Tienes que tener muy bien dibujada la trazabilidad del dinero, para poder demostrar de dónde salen las ganancias cuando las hay. Lo que estás protegiendo es tu patrimonio completo”, recordó José Antonio Álvarez.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de