Wall Street se contagia de los débiles datos chinos

La bolsa de Nueva York pierde en la apertura sus máximos históricos de la última jornada, lastrada por la ralentización de la producción industrial en China

Wall Street abrió este lunes con caídas en sus principales índices lastrados por la debilidad de los datos macroeconómicos presentados por China.

El Dow Jones pierde un 0,3 por ciento hasta los 35.408 puntos, el mismo porcentaje que retrocede el Nasdaq, referencia del sector tecnológico, que cae por debajo de los 15.100 puntos.

El S&P 500, por su parte, es el índice más perjudicado por la ralentización de la producción industrial de China, por debajo de las cifras esperadas por el consenso de analistas. El S&P 500, medidor del tejido industrial norteamericano, pierde un 0,46 por ciento.

Todos los indicadores de la Bolsa de Nueva York corrigen desde los máximos históricos que marcaron al cierre del pasado viernes.

China y delta amenazan los mercados

La producción industrial de China creció el 6,4 por ciento interanual en julio, aunque las cifras distan del 8,3 por ciento de junio o del 7,9 por ciento que esperaba el mercado.

“Datos débiles que reflejan una ralentización en términos de consumo”, explican en Bankinter.

Publicidad
Publicidad

“El indicador se ha visto afectado por la expansión de la variable delta y las medidas de contención del virus”, detallan los expertos.

Así, además de las caídas en Wall Street, las pérdidas se registran también en las bolsas europeas. El DAX 30 alemán pierde un 0,42 por ciento mientras que el IBEX 35 cede un 0,76 por ciento.

Petróleo y equipos industriales, las mayores pérdidas

De esta forma, la Bolsa de Nueva York avanza en rojo tras la apertura del mercado lastrado principalmente por las petroleras.

En el Dow Jones, el subíndice financiero es que se anota las mayores pérdidas, con cotizadas como Goldman Sachs, American Express y JP Morgan con caídas por encima del 1 por ciento.

La mayor caída, sin embargo, la registra el subíndice de equipos industriales, que se hunde más de un 2 por ciento lastrado por valores como Boeing (-1,5 por ciento) y Caterpillar (-0,7 por ciento).

Publicidad

En el S&P 500, Exxon y Chevron, dos de las compañías del sector petrolero de mayor volumen, lideran las pérdidas con un retroceso superior al 1 por ciento.

Especialmente, por una nueva caída del petróleo de Texas (WTI), referencia en Norteamérica, en las primeras horas de negociación, que retrocede un 2,9 por ciento hasta los 66,45 dólares por barril.

En el Nasdaq, pese a que compañías como la tecnológica Baidu caen un 4 por ciento, las subidas de otro valores como Ebay, que se dispara un 7 por ciento, compensan el rendimiento del indicador.

¿Riesgo de fuerte corrección en el S&P500?

Con la temporada de resultados empresariales casi concluida, los expertos vaticinan el riesgo de que el S&P 500, índice que recoge la salud de la compañías, se aproxime a una fuerte corrección.

“En el mercado se sigue hablando de que el S&P 500 lleva más de 200 días sin experimentar una corrección del 5%, algo que suele ocurrir varias veces al año”, explican en Link Securities.

Publicidad

“No descartamos que pueda tener lugar en cualquier momento a lo largo de los próximos meses”, añaden.

El indicador cerró el viernes en su mayor cota histórica, en 4.468 puntos, tras sumar cerca de un 1 por ciento la semana pasada, mientras que en apenas media hora de sesión ya ha retrocedido la mitad del terreno ganado.

En portada
Publicidad
Noticias de