Ucrania cambia el rumbo de la guerra ¿y el de los mercados?

Para los inversores será clave la lectura que los mercados hagan de la contraofensiva de Ucrania: un incremento de los riesgos o una puerta a la esperanza

Tras varios meses de estancamiento del conflicto bélico, con los mercados temiendo que se eternizara, Ucrania ha sorprendido con una contraofensiva que ha desalojado a los rusos de las posiciones conquistadas en el noroeste del país. 

● Los podcasts de finanzas.com también están disponibles en su app favorita: Apple | Google | Ivoox | Spotify | Youtube

Publicidad

Las bolsas están absorbidas por los bancos centrales, por la reciente subida de tipos del BCE y por las que se esperan la próxima semana por parte de la Fed y del Banco de Inglaterra. Pero más pronto que tarde cotizarán los cambios que se están produciendo en el frente de batalla. 

La cuestión es la lectura que harán de este cambio de escenario, si lo verán como un incremento de los riesgos, porque puede conllevar una durísima represalia rusa, sin descartar armamento nuclear de fondo, o como un factor de esperanza que puede aliviar algo la crisis energética que sufre Europa. 

Las divisas ya notan el giro en la guerra

El caso es que en la cotización de las divisas ya se está notando este cambio de rumbo de la guerra.

El dólar, que ha repuntado con mucha fuerza al calor del enfrentamiento entre Rusia y Ucrania, está perdiendo fuelle, todo lo contrario del euro, que avanza después de haber sufrido los retrocesos más fuertes en las dos últimas décadas. 

Publicidad
Publicidad

El petróleo es otro activo que también se ve afectado, pero por otro riesgo geopolítico. Ha vuelto a despuntar después de que se conociera que las conversaciones sobre el programa nuclear iraní se están estancando.

Si se rompen las negociaciones, el petróleo iraní se mantendría fuera del mercado y la oferta global se ajustaría todavía más. 

Encuentro Putin-Xi Jinping

Y para rematar los riesgos geopolíticos que sobrevuelan sobre los mercados, esta semana se reúnen los presidentes ruso y chino, Putin y Xi Jinping, en Samarcanda, la antigua ciudad de la Ruta de la Seda.

Es la primera vez que el mandatario chino viaja fuera de su país desde el inicio de la pandemia. Y lo hace en un ambiente de enfrentamiento entre las potencias mundiales. 

Ucrania, Taiwán y la delicada situación económica global estarán en la agenda de un encuentro que puede tensar todavía más a los mercados.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de