Robinhood despierta dudas tras perder 500 millones en el segundo trimestre

Robinhood disparó sus ingresos en el segundo trimestre un 131 por ciento pero apunta a una ralentización en el tercer trimestre

Robinhood profundizó las pérdidas en el segundo trimestre antes de su estreno como cotizada de Wall Street.

La aplicación de trading, popularizada a comienzos de año como una de las impulsoras del rally de las acciones meme, perdió 500 millones de dólares en el segundo trimestre.

La plataforma eleva, de esta forma,  el agujero de sus cuentas hasta los 1.900 millones de dólares, frente a los beneficios de 5 millones de dólares en el mismo periodo de 2020.

Los ingresos se disparan un 131 por ciento

Entre abril y junio, la facturación de la compañía se disparó un 131 por ciento interanual hasta los 563 millones de dólares.

Gracias, según explica Robinhood en un comunicado, al aumento del 48 por ciento de los ingresos por negociación, impulsados por el nuevo servicio IPO Access estrenado en mayo, que permite a los usuarios operar directamente en ofertas de salidas a bolsa al precio de los inversores institucionales.

“Hemos visto una participación significativa de los clientes, con nuestras asignaciones suscritas en cinco veces más. Los clientes exhibieron también una rotación relativamente baja”, señala Vlad Tenev, fundador de la plataforma.

Esta rotación se tradujo en que entre un 70 y un 85 por ciento de las acciones asignadas en las seis salidas a bolsa operadas “fueron retenidas 30 días después”.

Publicidad

Este sistema fue uno de los grandes lanzamientos del año, aunque los analistas comienzan a ver señales de agotamiento en el catálogo de servicios de Robinhood.

Publicidad

Ralentización de usuarios e ingresos en el 3T

“Con el 60 por ciento de los usuarios con criptomonedas, existe la presión para agregar productos, incluidas carteras de criptoactivos u otras monedas”, explica Julie Chariell, de Bloomberg Intelligence, en un comentario.

“Esto requerirá un mayor gasto, mientras que los ingresos del tercer trimestre probablemente serán más bajos”, detalla la analista.

Robinhood notó también una ralentización del número de usuarios. Pese a superar los 21 millones de clientes, con un crecimiento trimestral del 109 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, la participación se redujo.

Publicidad

En el segundo trimestre, el volumen de pago del flujo de pedidos (PFOF, en inglés) se redujo en un 4 por ciento hasta el 25 por ciento desde cerca del 30 por ciento en el primer trimestre.

Los usuarios se han estabilizado en agosto, según datos del monitor Sensor Tower, aunque existe preocupación en torno al rendimiento que tendrán las acciones.

Robinhood, el nuevo meme de Wall Street

Desde su salida a bolsa, completada a finales de julio, Robinhood ha ganado más de un 40 por ciento en Wall Street y ya cotiza cerca de los 50 dólares por acción frente a los 34 dólares en los que había fijado su estreno bursátil.

Así, en apenas tres semanas como cotizada, las acciones han intercalado un volátil rally que recuerda al que vivieron las acciones meme a comienzos de año, cuando la plataforma comenzó a ganar popularidad.

Publicidad

Tras los resultados, los analistas anticipan caídas en el premarket del 10 por ciento.

Robinhood cuenta con un 66 por ciento de recomendaciones de compra de acuerdo al panel de finanzas.com, con firmas como Redburn, que apostaron recientemente por entrar en la compañía.

Sin embargo, la última revisión de la firma Wolfe Research apunta a que las acciones de la plataforma retrocederán hasta, al menos, los 41 dólares.

En portada

Noticias de