Ministro portugués admite que la solución para el Novo Banco no es "perfecta"

El ministro de Finanzas de Portugal, Mário Centeno, reconoció hoy que el acuerdo de venta del Novo Banco al fondo estadounidense Lone Star no es "la solución perfecta" pero defendió que era la mejor alternativa.

"Es una solución equilibrada, pero no quiere decir que haya sido la solución perfecta desde la perspectiva del Estado", afirmó durante una intervención en el Parlamento, en la que añadió que sí fue la mejor entre las alternativas que existían.

Centeno participaba en la Asamblea en un debate sobre el Novo Banco, cuya venta a Lone Star fue anunciada el pasado viernes y prevé que el fondo estadounidense se quede con el 75 % del capital de la entidad y el Estado mantenga el 25 % restante.

El ministro reconoció que "idealmente" habría sido positivo que existiesen otras condiciones para la venta que permitiesen recuperar el dinero inyectado en el Novo Banco cuando fue creado (4.900 millones de euros), pero aseguró que las alternativas al acuerdo cerrado "eran mucho peores".

"La nacionalización del Novo Banco llevaría a que el Estado tuviese que capitalizarlo, ya en un primer momento, con montantes superiores a 4.000 millones de euros, y todos los riesgos futuros recaerían exclusivamente sobre el propio Estado, afectando a los contribuyentes portugueses", consideró.

El acuerdo cerrado con Lone Star prevé que el fondo inyecte 750 millones de euros en la entidad cuando concluya la venta y otros 250 millones en un plazo de 3 años.

También se realizará una conversión de deuda sénior del banco a deuda perpetua de unos 500 millones de euros para aumentar sus niveles de capital.

La agencia de notación financiera Moody's consideró hoy que esta conversión de deuda va a acarrear pérdidas para los inversores que tienen estos títulos en sus manos y por ello empeoró la calificación de la deuda sénior de la entidad hasta dejarla en el octavo nivel de "bono basura".

Novo Banco es la entidad creada con los activos saneados del quebrado Banco Espírito Santo (BES) y actualmente es el tercer banco de Portugal a nivel de activos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.