Los inversores españoles se vuelcan en la OPV de Porsche

Los inversores españoles aparcan las incertidumbres del mercado y demandan de forma masiva acciones de la OPV de Porsche

La masiva demanda de acciones de Porsche por parte de los inversores españoles han sorprendido gratamente al mercado, que no se esperaba en estos momentos de incertidumbre una petición de papel tan fuerte.

Fuentes cercanas a la operación explican que en España “todo ha ido muy bien” gracias a que la demanda de los inversores ha sido “espectacular”, tanto que “se va a cerrar en la banda alta de precios”.

Publicidad

Estas mismas fuentes han subrayado que “el apetito inversor ha sido muy fuerte”.

Porsche saldrá en la parte alta de la horquilla de precios

Este miércoles el grupo Volkswagen ha comunicado el precio del debut en bolsa, en una operación donde Banco Santander ha actuado como entidad colocadora para España.

La horquilla que manejaba la empresa automovilística iba desde los 76,5 euros hasta los 82,5 euros. Al final se ha decidido que el precio sea el de parte más alta de la banda, 82,5 euros. Así, recaudará 9.400 millones de euros y supondrá valorar a Porsche en 75.157 millones de euros.

Publicidad

Ya estos días, en el mercado gris, que es donde se calibra el éxito de una salida a bolsa, sus títulos se movieron un 17 por ciento por encima del precio más alto.

Publicidad

Franco Macchiavelli, analista de Activotrade ve con optimismo el potencial de Porsche.

Según Macchiavelli, "Volkswagen está infravalorada, pero Porsche todavía más.” A pesar del contexto actual poco favorecedor en el sector del motor, esta operación podría ser una oportunidad.

Entre los inversores institucionales destacan el fondo soberano de Qatar, el fondo soberano de Noruega y T. Rowe Price Group.

OPV de Porsche, la segunda más grande de Alemania

La oferta pública inicial de Porsche será la segunda más grande en la historia de Alemania y la tercera más grande de Europa.

Porsche se está escindiendo de Volkswagen, que a su vez está mayoritariamente en manos de Porsche Automobil Holding, el vehículo de inversión de la familia fundadora Porsche y Piesch.

Publicidad

En un guiño a su producto más famoso, Porsche se ha dividido en 911 millones de acciones.

Ese holding, también llamado Porsche SE, comprará el 25 por ciento más una acción de Porsche AG, independientemente del precio que se fije.

Volkswagen venderá otro 25 por ciento de Porsche AG en el mercado, pero no tendrá derecho a voto, con el símbolo de cotización P911.

Porsche ganó el año pasado 4.000 millones de euros sobre unos ingresos de 33.140 millones de euros. Su retorno sobre las ventas, su utilidad operativa excluyendo la multa por diésel de 2019, alcanzó el 16 por ciento el año pasado, y su margen de utilidad antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) fue del 24,5 por ciento.

Publicidad

"La pregunta principal para los accionistas potenciales de Porsche es si la compañía puede hacer una transición exitosa para convertirse completamente en vehículo eléctrico mientras preserva o incluso expande los márgenes. Está claro cuando comparas a Porsche con Ferrari hay margen de mejora y una ventaja potencial si Porsche puede mejorar sus operaciones y expandir su marca ya fuerte", dijo Peter Ganry, jefe de estrategia de capital de Saxo Bank.

Al respecto, el analista de Activotrade explica que “pese a que Porsche tiene menos márgenes de beneficio que Ferrari, lo compensan sus números de producción. A corto plazo, las condiciones de mercado actuales y la consecuente crisis energética podrían dañar seriamente la producción y elevar los costes de producción". 

No obstante, "tanto Volkswagen como Porsche, han enfrentado diversas situaciones críticas en la historia, por lo que la situación actual podría ser una victoria más a su historia de resiliencia”, concluye el experto.

Una prueba de fuego para el mercado de OPV

La salida a bolsa de Porsche servirá para testear el mercado de salidas a bolsa. Al menos ocho empresas esperan salir a bolsa en la parte final del año.

Sin embargo, las últimas sesiones han dejado claro el “miedo” que se palpa entre los inversores, los cuales continúan castigando a la renta variable ante la llegada de una recesión económica tras las duras declaraciones de los miembros de la Reserva Federal, explica Diego Morín, analista de IG.

Publicidad
Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada
Publicidad
Noticias de