Los pequeños inversores se divierten con sus acciones más queridas

Los inversores minoristas recuperan su interés por las acciones 'meme', una señal de mejora de sentimiento en el mercado

Las dos acciones 'meme' más queridas por los pequeños inversores, Gamestop y AMC, no han sido inmunes a las incertidumbres que han penalizado a las bolsas desde el arranque de este ejercicio. 

Ambos valores acumulan fuertes pérdidas desde enero: retroceden por encima del 40 por ciento, muy lejos de las cotizaciones que marcaban el pasado año. Gamestop cotizaba sobre los 200 dólares hace doce meses y ahora se mueve sobre los 90 dólares. AMC, que en junio de 2021 repuntaba hasta los 62,55 dólares, en estos momentos pena en el nivel de los 15 dólares. 

Pero la estabilización del índice que mide la volatilidad, el conocido como indicador del miedo, tras el repunte de la invasión de Ucrania, y la recuperación de las bolsas, que han borrado todas las pérdidas generadas desde el estallido de la guerra, devuelven el protagonismo a los inversores minoristas y a sus acciones 'meme' preferidas. 

Vuelven los típicos movimientos con Gamestop

Los movimientos que registró Gamestop tras presentar resultados son los típicos que han rodeado a estos valores en sus mejores momentos, cuando los inversores no tenían otra cosa de qué preocuparse.

Las cuentas de la tienda de videojuegos durante el último trimestre del pasado año fueron pésimas. La compañía dio a conocer una pérdida de 1,86 dólares por acción, cuando las previsiones apuntaban a unas ganancias de 0,84 centavos. Lo justificó en una serie de problemas en la cadena de suministros.  

Aunque Gamestop anunció que en el segundo trimestre lanzará su propio mercado de tokens no fungibles o NFT, un antiguo miembro del consejo de administración dijo que la actual dirección no tiene ninguna estrategia para la compañía. 

Los inversores minoristas salen al rescate

La reacción de la bolsa fue la lógica. Desplome cercano al 10 por ciento. En otras circunstancias, el valor no hubiese levantado cabeza. Pero este cambio de sentimiento en el mercado jugó a su favor.

Publicidad

Los inversores minoristas, como en los viejos tiempos, acudieron al rescate del valor, y le dieron la vuelta a la cotización. Impulsaron a la acción 'meme' casi un 7 por ciento, aunque al final cerró con una subida cercana al 4 por ciento. 

Publicidad

AMC repuntó también un 4 por ciento, por lo que vuelven a llevar vidas paralelas, que manejan una legión de entusiastas inversores. 

La intervención de los minoristas en estas compañías se puede ver cómo un indicador del sentimiento del mercado. Si los pequeños inversores vuelven a divertirse con las acciones meme es que el miedo (aunque sea provisionalmente) se va alejando. 

En portada

Noticias de