Los inversores penalizan los mensajes vacíos de Apple

La presentación del nuevo iPhone no terminó de convencer al mercado, que castigó las acciones de Apple

Apple no terminó de convencer a los inversores con su nuevo modelo de iPhone, presentado el martes.

Las acciones de la multinacional de la manzana retrocedieron cerca de un 1 por ciento en la sesión de la presentación. Un día después, el mercado volvió a reflejar las dudas.

En apenas dos jornadas, Apple ha perdido más de 2.000 millones de capitalización bursátil; una cantidad desdeñable para la compañía de Tim Cook pero que refleja el poco calado que ha tenido el modelo 13 de la gama iPhone.

Pocas mejoras

Como viene siendo habitual en los últimos años -a excepción del 2020, por la pandemia- Apple anunció a bombo y platillo la presentación.

A través de un hashflag -un mensaje en redes sociales al que añadió el representativo icono de la manzana-, la multinacional fue calentando motores para el evento.

Publicidad

“De California al mundo. Acompáñanos en el evento especial que se transmitirá desde el Apple Park”, dijo la compañía, sin dar más detalles. Minutos después, internet ya sabía que se trataba de la nueva presentación del iPhone.

Publicidad

Pocas actualizaciones a destacar, salvo ciertas mejoras en la cámara del nuevo modelo, que respetará casi al completo el diseño del iPhone 12.

Sí hubo más detalles sobre la nueva versión de su reloj inteligente, el Apple Watch Series 7, y sorprendió -en cierta medida- con la presentación de nuevas versiones de su iPad.

Las acciones, por debajo de Wall Street

Insuficientes, sin embargo, para que los inversores dispararan las acciones de la compañía, que suman un 14 por ciento en el año; por debajo de la media del 20 por ciento que suman los principales índices de Wall Street.

“Las actualizaciones deberían rejuvenecer su base de instalación de productos con una integración más ajustada”, explican en Bloomberg Intelligence.

Las previsiones del consenso recogido por finanzas.com apuntan a un escenario en el que Apple vendería 51 millones de unidades del nuevo iPhone para el cuarto trimestre, por debajo de las cifras de los años anteriores en los que sí lograba sorprender al mercado.

Publicidad

Para el primer trimestre del próximo año, las estimaciones pasan por vender 89 millones de unidades, que sí estarían en línea con las cifras de ejercicios pasados.

En su última revisión, Bloomberg Intelligence destaca que las ventas no se verán afectadas por “una demanda más débil”, pero sí lo hará “la escasez de semiconductores”, que podrían suponer un duro “obstáculo” para la compañía.

Tras la presentación, las acciones de Apple recibieron un aluvión de recomendaciones por parte de los analistas.

Firmas como Jefferies o KGI mantuvieron su apuesta por la compra de títulos y le concedieron a la compañía un precio objetivo de 175 y 180 dólares respectivamente, por encima de los 148 en los que cotiza ahora.

Publicidad

Otras firmas, sin embargo, fueron menos optimistas. Credit Suisse modificó su posición a neutral y le dio un precio objetivo similar a su cotización actual, de 150 dólares.

Bernstein, por su parte, redujo este indicador hasta los 132 dólares y mantuvo asimismo la recomendación neutral, lo que refleja que el efecto que solía tener cualquier nimio anuncio por parte de Apple en el pasado ha perdido en impacto.

En portada
Publicidad
Noticias de