Las claves de la euforia por Merck Sharp & Dohme en bolsa

La pastilla anti Covid 19 de Merck emerge como el arma principal para combatir a los negacionistas

Las acciones de Merck  Sharp & Dohme (MSD) que en el último año han sido ignoradas por los inversores, por su papel irrelevante en la lucha contra la pandemia, viven su momento de gloria gracias al éxito de molnupiravir, la pastilla que tiene una eficacia del 50 por ciento para reducir el riesgo de hospitalización o muerte por Covid-19. 

Desde que el pasado viernes se dieran a conocer los resultados de los ensayos de la multinacional alemana, sus acciones están disparadas. Los inversores están eufóricos y mantienen las compras en el valor. 

MSD no es la única farmacéutica que trabaja en tratamientos contra el Covid-19, pero su reacción positiva en bolsa ha sido muy superior a la de sus competidores.  

De hecho, compañías con otras terapias para combatir el Covid-19, como Regeneron Pharmaceuticals o Gilead Sciences, sufrieron recortes en sus cotizaciones. ¿Cuál es el motivo? 

MSD pone el foco en la prevención

La clave, posiblemente, esté en que MSD, después de confirmar que su molnupiravir reduce las hospitalizaciones y muertes en personas ya infectadas, ha puesto el foco en pruebas que apuntan a que esta pastilla puede prevenir la infección por Covid. 

“Esto supone un cambio en las reglas del juego, porque el molnupiravir tiene una utilidad potencial en un entorno de prevención”, escribió en una nota Christopher Raymond, analista de Piper Sandler. 

Publicidad
Publicidad

La noticia llega en un momento crítico en el control de la pandemia, con los negacionistas resistiéndose a ser vacunados. En los Estados Unidos crece el número de profesionales del sector sanitario que prefieren ser despedidos antes de recibir la vacuna contra el Covid-19.  

“Esta es la pandemia de los no vacunados” ha llegado a decir el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, escandalizado por los millones de estadounidenses que se resisten a ser inoculados contra el virus. 

Una pastilla para cambiar la percepción del riesgo

En Europa, este fin de semana, miles de negacionistas se han manifestado en ciudades francesas y suizas porque no pueden acceder a restaurantes o lugares públicos, como los museos, al no estar vacunados.  

Los expertos entienden que esta pastilla de MSD puede cambiar la percepción del riesgo de las personas que no quieren vacunarse, que ven en estos momentos más amenazas en las vacunas que en el virus.

Entienden que no tendrían problemas en tomarse un medicamento oral en sus propios domicilios, solucionándose así un grave problema que amenaza la recuperación económica de un elevado número de países. 

Publicidad

Esto también ha provocado una fuerte caída en bolsa de los fabricantes de vacunas, con Moderna a la cabeza. La pastilla también tendrá más aceptación entre los vacunados, que preferirán esta opción antes de volver a recibir una inyección. 

La española Belén Garijo está a los mandos de Merck

Detrás del éxito de Merck hay un apellido español. Desde mayo de 2021, su CEO mundial es Belén Garijo, La gestión de la pandemia en la farmacéutica alemana es cuestión suya desde que hace cuatro meses se hiciera con los mandos de la compañía. 

Garijo, que este enero fue nombrada personaje del año por la revista INVERSIÓN, lleva 30 años en la industria farmacéutica. Natural de Almansa, su primer cargo en esta industria fue como directora médica de Abbot España.

Posteriormente dirigió la unidad de negocio de oncología de Rhone Poulenc y fue nombrada vicepresidenta mundial de oncología en Aventis.

Publicidad

También lideró la fusión con Sanofi antes de que en 2011 Merck llamara a su puerta. La directiva española es la primera mujer en dirigir una compañía del Dax 30 alemán.

En portada
Publicidad
Noticias de