La inflación de la eurozona escala hasta el 10% y mete más presión al BCE

La inflación en la eurozona superó todas las expectativas y creció hasta el 10% desde el 9,1% de agosto

La inflación de la zona euro ha vuelto a marcar un nuevo récord al situarse en el 10 por ciento en septiembre.  

Se trata de un incremento de 9 décimas respecto al dato de agosto, cuando se situó en el 9,1 por ciento, y, además, supera todas las expectativas, ya que las estimaciones calculaban que los precios en la eurozona se situaran en el 9,7 por ciento. 

Publicidad

Este dato mete aún más presión al Banco Central Europeo (BCE) que ya ha confirmado que primará el control de precios por encima del crecimiento económico. 

La energía, con un incremento del 40,8 por ciento, y los alimentos, que subieron un 38,6 por ciento, volvieron a impulsar la inflación. Sin embargo, la inflación subyacente también está descontrolada ya que esta media, que los excluye, alcanzó el 4,8 por ciento, también máximo histórico, frente al 4,3 por ciento anterior. 

Por países, Letonia lideró la subida de los precios con un dato en el mes de septiembre del 24,2 por ciento. Sin embargo, países como Alemania, con un dato del 10,9 por ciento, Bélgica u Holanda, con el 17,1 por ciento, han superado la media europea.  

Por el lado contrario destacan Francia, con un 6,2 por ciento, Finlandia (8,4 por ciento) o Irlanda (8,6 por ciento). En España, el dato de inflación se moderó 1,5 puntos hasta el 9 por ciento.

Publicidad
Publicidad

Más presión para el BCE 

Estos datos incrementan la presión sobre el BCE, que sigue yendo por detrás de la inflación y que deberá actuar de manera más contundente.  

Así, con una inflación de doble dígito, parece más que probable que el organismo apruebe una subida de tipos de 75 puntos básicos en la reunión de finales de octubre, mismo incremento que en la reunión de septiembre.

Esta misma cifra podría ser aplicada también en la diciembre, lo que haría que los tipos de interés en la eurozona terminaran el año en el 2,75 por ciento. 

“El próximo paso todavía tiene que ser grande porque todavía estamos lejos de tasas consistentes con una inflación del 2 por ciento”, señaló el miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Martins Kazaks, en una entrevista.  

En portada
Publicidad
Noticias de