Fidelity es poco entusiasta con la bolsa española

Fidelity reduce su peso en los parqués europeos mostrando un menor entusiasmo por la bolsa española

Fidelity está reduciendo el peso de los mercados europeos por su mayor exposición a la guerra de Putin y dentro de los principales parqués del Viejo Continente no es "especialmente entusiasta" con la bolsa española.

Sebastián Velasco, director general de Fidelity Internacional para España y Portugal, señaló durante la última presentación de estrategia de la gestora que el foco actual de las inversiones mira a China.

Publicidad

Velasco cree que los inversores deben tener una parte de sus carteras en renta variable china por el mayor potencial de crecimiento que presenta el dragón asiático.

Desde Fidelity reconocen que el atractivo de invertir en el país se ve lastrado por la política de Covid cero de Pekín y por la incertidumbre regulatoria, pero es una buena apuesta de largo plazo.

“Más allá del corto plazo, creemos que China es el lugar donde hay que estar más presentes por el crecimiento tan grande que presenta. Por eso, Estados Unidos y Europa deben fijarse en los movimientos que se produzcan en China”, aseveró Velasco.

Fidelity consigue reducir la exposición a Rusia

En cuanto a otras zonas geográficas, en Fidelity también sobreponderan la renta variable de Japón y ha conseguido reducir la exposición a Rusia de los fondos emergentes, según comentó Velasco.

En todo caso, el experto expresó que la invasión de Rusia a Ucrania ha reducido el interés en invertir en función de zonas geográficas y que es preferible hacerlo con una mirada más global.

Publicidad
Publicidad

Velasco hizo estas declaraciones en la presentación de la Encuesta a Analistas de Fidelity International, elaborada en 2021 y en la que se entrevistó a 156 analistas.

Una de las conclusiones que arroja esta encuesta es que la inflación es una de las máximas preocupaciones del mercado.

De hecho, la mayoría de los analistas consultados prevé un aumento de las presiones inflacionistas este 2022, por el aumento de la factura salarial y la escasez de oferta, lo que podría frenar el crecimiento de los beneficios empresariales.

En concreto, el 84 por ciento de los analistas de empresas europeas citan la inflación como una de sus principales preocupaciones.

Publicidad

El 42 por ciento cree que las presiones inflacionistas son transitorias

Y se trata de un fenómeno que ha llegado para quedarse, a juicio de los expertos. Así, menos de la mitad de los consultados, el 42 por ciento, opina que las presiones inflacionistas sobre las empresas son más transitorias que estructurales.

Del mismo modo, una mayoría (el 60 por ciento) prevé que las presiones inflacionistas continuarán durante el próximo año.

Por esta razón, Sebastián Velasco advirtió de que, en este contexto de subida de los precios, “cada vez se reduce más el valor para las inversiones”.

La transición energética presiona los precios al alza

Uno de los factores que está prolongando las presiones inflacionistas es la transición energética, lo que puede dar lugar a un aumento estructural del precio del petróleo, en su opinión.

Pero el problema va más allá de la propia inflación pues los analistas estiman que esta coyuntura vendrá acompañada de un estancamiento del crecimiento. Esto genera, a juicio de Fidelity, una gran oportunidad para los bonos ligados a la subida de los precios.

Publicidad

Avances en sostenibilidad

La encuesta de Fidelity también abordó la dimensión sostenible de las inversiones. En ese sentido, una amplia mayoría de los analistas consideró que las empresas están poniendo un énfasis creciente en las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Por su parte, China destaca por la mejora de la información sobre el cambio climático; mientras que Europa sigue a la cabeza del mundo en este tema, seguida muy de cerca por Japón, dicen.

En palabras de Sebastián Velasco, China “tiene el objetivo de llegar a la neutralidad de emisiones de carbono en 2060. Un objetivo al que pueden llegar al contrario que Europa, que es muy poco probable que alcance la neutralidad de emisiones en 2050”.

En portada
Publicidad
Noticias de