Facebook y su descenso a los infiernos

La red social sufre una serie de golpes en muy pocos días que dejan su cotización muy tocada

Pocas veces se ha visto a una compañía de la dimensión de Facebook sufrir tantos golpes en tan poco tiempo. 

Una serie de acontecimientos han coincidido en muy pocos días y han dejado contra las cuerdas a la acción de la compañía fundada por Mark Zuckerberg. 

Algunos de estos hechos están fuera del control de la red social, pero otros eran evitables. El caso es que esta concentración de factores negativos sitúa a Facebook en una posición muy delicada. Posiblemente desde el escándalo de Cambridge Analytica no se veía envuelta en una polémica igual. 

El origen de los males de Facebook 

Precisamente en este escándalo está el origen de los males que han afectado a Zuckerbeg en los últimos días. Porque un grupo de accionistas han demandado a la compañía al considerar que se pagó más de lo debido a la Comisión Federal del Comercio estadounidense (5.000 millones de dólares) para evitar que el escándalo salpicara directamente al fundador de Facebook. 

A partir de aquí todo ha ido cuesta abajo para la red social. Frances Haugen, ex responsable de producto de la compañía, que ha trabajado en empresas del mismo corte como Google o Pinterest, dijo en una entrevista televisiva que “Facebook es lo peor”. 

Lanzó un rosario de acusaciones a cada cual más grave. Afirmó que prioriza las ganancias a la seguridad de sus usuarios, que no frena los discursos de odio para que sus cuentas no se resientan y que jugó un papel clave en el asalto al Capitolio.

Publicidad
Publicidad

También, que ha ocultado estudios que revelan que Instagram, una de sus aplicaciones, provoca problemas de salud mental entre los jóvenes. 

Biden dijo que “están matando gente” 

Estas acusaciones se unen a las que el pasado julio lanzó el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, contra Facebook y otras redes sociales, de las que dijo “están matando gente”, por permitir la publicación de noticias falsas sobre las vacunas. 

Y este lunes 4 de octubre, Facebook y sus aplicaciones WhatsApp e Instagram sufrieron una caída mundial de sus servicios durante seis horas. Facebook explicó que la caída se produjo por un problema con la configuración de su red que afectó a sus más de 2.700 millones de usuarios de todo el mundo.  

Twitter, Telegram y Signal fueron los grandes beneficiados de la interrupción en las empresas de Zuckerbeg. 

Los inversores huyen de las grandes tecnológicas 

La red social también está sufriendo en bolsa la huida de los inversores de las grandes compañías tecnológicas, por el temor a la inflación y a una próxima subida de tipos. 

Este cóctel explosivo ha llevado a sus acciones a dejarse casi un 14 por ciento en los últimos 30 días. 

Publicidad

Pero los analistas ven en estos recortes una oportunidad de compra en Facebook. El 81 por ciento del consenso recomienda comprar, por un 14 por ciento que aconseja mantener y un 5 por ciento que opta por la venta. 

El precio objetivo que dan al valor es de 417,85 dólares. Ahora cotiza sobre los 328 dólares, por lo que el potencial que presenta es del 27 por ciento. 

El apoyo del mercado nunca falta 

Las grandes tecnológicas estadounidenses siempre se han recuperado con fuerza de las correcciones que registran. De este modo, en los peores momentos cuentan con el apoyo de los inversores. 

En el caso de Facebook, en cambio, hay que ver si los inversores están dispuestos a convertirse en accionistas de una compañía con un comportamiento ético muy cuestionado y con poco apego al buen gobierno corporativo. Está por ver si quieren acompañar a la red social en este descenso a los infiernos. 

Publicidad

Los principios de inversión socialmente responsables, por los que ahora se rige buena parte del mercado, están en entredicho en una empresa que tendrá que hacer frente en los próximos meses a las numerosas demandas que está recibiendo. 

En portada
Publicidad
Noticias de