España sigue cobrando a los inversores por comprar letras a 3 y 9 meses

El Tesoro Público español sigue cobrando a los inversores por comprar deuda a corto plazo, en concreto letras a tres y nueve meses, tras colocar en la subasta de hoy 3.055 millones de euros entre ambas denominaciones, de nuevo con intereses negativos.

No obstante, en las letras a tres meses, el interés cobrado es ligeramente menor que la puja previa, mientras que en las de nueve meses ha ocurrido lo contrario, es decir, el rendimiento se ha elevado.

En concreto, los 355 millones emitidos en letras a tres meses han salido a un interés marginal negativo del 0,268 %, algo inferior al menos 0,278 % de la subasta anterior, lo que significa que el Tesoro sigue cobrando a los inversores, aunque menos que la última vez que emitió papel a estos plazo, el pasado 15 de marzo.

En el caso de las letras a nueve meses, se han colocado 2.700 millones de euros, a un interés marginal negativo del 0,090 %, frente al menos 0,064 % de la puja previa.

Esto, por el contrario, significa que España cobra aún más a los inversores por adquirir este tipo de deuda.

El experto de XTB Javier Urones, ha calificado de "excelente" esta subasta, en la que España ha logrado colocar algo más de la cantidad máxima que se había fijado como objetivo, que eran 3.000 millones.

"Una vez más los inversores han mostrado su clara preferencia hacia la deuda con vencimiento más corto al registrar las letras a nueve meses el menor interés cobrado desde que se instauraron los tipos negativos", explica Urones.

Para este experto, este interés por parte de los inversores "está claramente relacionado con las ayudas que ha establecido el Banco Central Europeo (BCE) en las que como comprador garante de deuda, sirve de red de seguridad para este tipo de transacciones.

En la subasta de hoy, los inversores han solicitado un total de 7.821 millones de euros de ambos tipos de letras, con lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe finalmente adjudicado, ha sido muy alta, de 2,5 veces.

Desde que comenzó el año, el Tesoro ha captado 44.000 millones de euros a medio y largo plazo, un 35,1 % de la previsión total que tenía para 2016 (125.300 millones), en medio de las turbulencias que viven los mercados, y apoyado en las nuevas medidas de estímulo que aprobó hace más de un mes el Banco Central Europeo (BCE).

No obstante, antes de que el BCE anunciara su nueva batería de medidas, el Tesoro ya conseguía financiarse más barato, y en el caso de las letras, a intereses negativos, lo que según los expertos, demuestra la confianza de los inversores en España, pese a la inestabilidad política que vive el país ante la ausencia de Gobierno.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.