España crecerá una quinta parte menos que lo dicho por el Gobierno

El PIB de España se queda lejos del 6,5% marcado por el Gobierno tras la revisión del INE. La nueva ola de coronavirus es un viento en contra

Con las previsiones del Gobierno cuestionadas por los principales organismos nacionales e internacionales, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y su ministra de economía, Nadia Calviño, se encomendaron a una revisión al alza por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE) del PIB del tercer trimestre. Pero insuficiente para cumplir su objetivo del 6,5 por ciento.

Y así ha sido, la economía española creció un 2,6 por ciento durante el tercer trimestre del ejercicio, lo que supone una mejora de seis décimas respecto al dato preliminar avanzado en octubre y de 1,4 puntos respecto a la subida del PIB del trimestre anterior.

Las cifras difundidas este jueves apuntan a que el crecimiento se ha apoyado en buena medida en la demanda externa (exportaciones e importaciones), que aportó 1,5 puntos porcentuales, mientras que la demanda nacional (consumo e inversión) contribuyó con 1,1 puntos porcentuales.

Publicidad

A pesar de esta mejora se queda muy lejos de cumplir las previsiones del Gobierno, que cifran que la economía española crecerá un 6,5 por ciento en 2021. Es decir, España crecerá una quinta parte menos de lo previsto.

La foto final sigue deprimida

En términos interanuales la economía española registra un incremento del 3,4 por ciento. Se trata de siete décimas más que la anterior estimación y que obligaría a revisar en unas décimas las actuales previsiones de los analistas, pero nunca alcanzará el nivel calculado por el Gobierno, el mencionado 6,5 por ciento.

Para que fuera posible la meta de la Moncloa, el cuarto trimestre tendría que arrojar un fuerte crecimiento, de alrededor del 3,5 por ciento, que compensara el primer trimestre (cuando el PIB descendió el 0,7 por ciento) y el segundo trimestre (hasta el 1,2 por ciento).

Publicidad

Este crecimiento cercano al 4 por ciento sería casi imposible en plena ola de coronavirus y con comunidades imponiendo restricciones como el cierre de la hostelería a las 23:00 horas (ocurre en Cataluña), y con un consumo de las familias que no termina de despegar como consecuencia del alza de los precios (la inflación cerró en noviembre en el 5,6 por ciento) y la incertidumbre que ha traído la nueva variante del virus.

Publicidad

Y es que en el tercer trimestre, el consumo se vio favorecido por los mejores datos sanitarios fruto de la vacunación, algo que ahora mismo no puede ser replicado.

Un crecimiento cercano al 5% de la economía

¿Cuánto podría crecer la economía española? Si se siguen las estimaciones de instituciones y organismos internacionales, el PIB de España será del 2 por ciento en el cuarto trimestre del año (cálculos de BBVA, mientras que Banco de España lo sitúa en el 1,6 por cienot), lo que haría que la foto final se acercara a un crecimiento de la economía del 5 por ciento (en concreto del 4,9 por ciento).

Es decir, unas décimas más de lo calculado por el Fondo Monetario Internacional (que sitúa el crecimiento económico de España en el 4,6 por ciento), cuatro décimas más que BBVA Research (en el 4,5 por ciento), misma cifra que las estimaciones del Banco de España y en línea con los cálculos de la OCDE.

A pesar de esta revisión al alza del PIB, la recuperación sigue comprometiendo los presupuestos generales del Estado para 2022 (con unas estimaciones de crecimiento del 6,5 por ciento para 2021 y del 7 para 2022), ya que un menor crecimiento implica menos empleo, menos ingresos vía impuestos y más gasto social.

Lo peor está por venir

El aumento de la incidencia de coronavirus es uno de los impactos negativos en el crecimiento, aseuraron desde el Banco de España cuando dio a conocer sus previsiones.

Esto se corresponde con un menor ritmo de avance de la actividad en este cuarto trimestre del año, frente a la actividad de los meses previos. Con la llegada de la variante ómicron y su capacidad de contagio esto ha llevado a la economía española a situarse en el peor escenario posible.

Publicidad

Así, que para que el PIB de España llegue a niveles del 5 por ciento en 2021 dependerá de lo que ocurra en las próximas semanas.

En portada
Publicidad
Noticias de