El Nasdaq 100 tiene en la sobrecompra a su gran rival

CARA A CARA DE EXPERTOS ● Renta 4 y eToro estiman que al Nasdaq le queda recorrido, pero toca vigilar la sobrecompra y la volatilidad

Eduardo Faus, de Renta 4, y Javier Molina, de eToro, cruzan en este artículo sus expectativas sobre el Nasdaq.

Faus avanza que el índice «ofrece buen momentum técnico mientras se mantenga por encima de la horquilla de los 13.900-14.050 puntos».

Publicidad

Molina señala que «el canal marcado desde los 13.000 puntos en el Nasdaq sigue vigente y es la referencia a vigilar, además de la sobrecompra».

Análisis completo de Eduardo Faus 

El selectivo tecnológico estadounidense suma ya desde los mínimos de marzo del año pasado un 120 por ciento de rentabilidad, sin que por el momento se aprecie un deterioro que sugiera un atisbo de comienzo correctivo.

El nivel clave a tener en cuenta en el corto plazo se sitúa en la franja comprendida entre los 13.900 y los 14.050 puntos, que además de representar la zona de máximos de febrero y abril de este año se corresponde con el paso de la directriz alcista desde los mínimos de septiembre del año pasado.

Dicha confluencia de niveles precede a la zona de soporte entre los 12.200 y los 12.400 puntos, que representan la resistencia delimitada por los máximos de septiembre y octubre de 2020, que una vez superada pasó a convertirse en soporte como se ratificó en los mínimos de marzo de este año y que ofrecen ahora momentum alcista para el medio plazo.

Vemos dos referencias de riesgo.

Por un lado, el índice de sentimiento de la CNN, actualmente en terreno que marca cierto miedo en el mercado a una corrección y, por otro, el índice de volatilidad del índice, que por ahora se mantiene por debajo de la franja de 25-27 por ciento de volatilidad, nivel que había estado representando soporte en volatilidad y resistencia a las subidas en el precio del índice.

Publicidad
Publicidad

El riesgo estriba en la importante sobrecompra técnica y ofrece un soporte entre los 12.200 y los 12.400 enteros

En base a estos dos indicadores se vendría a ratificar el buen momentum técnico del índice mientras se mantenga por encima de los 13.900-14.050 puntos. 

De cara al medio plazo controlaríamos, por la importante correlación positiva que presenta con el principal índice tecnológico americano, la evolución del índice de semiconductores de Filadelfia, el SOX, que actualmente se sitúa en plena zona de resistencia técnica, entre 3.300 y 3.350 puntos representados por los máximos de febrero y abril de este año.

El riesgo correctivo en el Nasdaq 100 estriba en la importante sobrecompra técnica que presentan muchos de sus principales valores, que han experimentado desde mediados de mayo importantes revalorizaciones.

Publicidad

En este sentido, asistir a una toma de beneficios, especialmente en los meses estivales, donde suele estar históricamente más presente la volatilidad, por la menor negociación en los mercados, no sería de extrañar. ● Eduardo Faus (Renta 4 Banco)

Análisis completo de Javier Molina

Si analizamos desde un punto de vista técnico del Nasdaq 100 y los escenarios más probables, el punto de partida actual debemos fijarlo en los 14.500-14.550 puntos.

Esta es la zona clave que debe mantenerse para considerar en el corto plazo, la continuación de la tendencia alcista dominante. 

El canal marcado desde los 13.000 puntos sigue vigente a día de hoy, siendo la referencia a vigilar. Si bien es verdad que, como señal de alerta, hay que indicar la situación de sobrecompra en la que podemos estar entrando, siendo normal una corrección hasta la zona señalada. 

Publicidad

Si el Nasdaq perdiese los 14.500 enteros, los siguientes objetivos pasarían por los 13.900 puntos primero, que coinciden con la media de corto plazo (50 sesiones) y los 13.000 enteros como última referencia válida, justo en la media de 200 sesiones.

La zona clave para continuar los ascensos pasa por aguantar por encima de los 14.500-14.550 puntos

Por arriba, el índice sigue marcando máximos históricos y se encuentra en subida libre. 

Uno de los factores a vigilar pasa por un doble pivote. De un lado, y como nota más importante, hay que estar atentos a la evolución de los flujos.

Hasta el cierre del primer semestre de 2021, la entrada de dinero globales en equity no han descendido ni una sola semana y se muestran datos acumulados de entradas que, en caso de anualizarse, estarían un 50 por ciento por encima de la media de 20 años.

En segundo lugar, hay que tener bajo lupa la temporada de resultados que se inicia en breve. El mercado descuenta un incremento para el segundo trimestre de cerca del 60 por ciento que es normal y esperado.

Sin embargo, lo que debemos vigilar son las guías para el resto de año y, aún más importante, para 2022.

Eso coincide con un S&P que sea capaz de sostener los 4.280 puntos como soporte de corto plazo. Hay que vigilar los niveles de sentimiento pues, a estas alturas de los índices, el posicionamiento en el «mismo lado» de los inversores invitan a la precaución.

Lecturas del Bank of America marcaban que los niveles de equity en los portfolios está actualmente por encima de los máximos históricos. 

Así mismo, los niveles de volatilidad son otro de los factores clave a vigilar, tanto del lado del Nasdaq (VOLQ) como del VIX que permitirán, ante aumentos significativos, intuir el pensamiento y cambio de sesgo de mercado. ● Javier Molina (eToro)

En portada

Noticias de