"El Ibex acabará perdiendo los 9.000 puntos"

El IBEX 35 y las principales bolsas europeas abrirán con subidas superiores al 1%, tras la resaca de las medidas anunciadas por el BCE

Teniendo en cuenta que el presente año comenzó muy bien gracias al esperado rally de Reyes, la verdad es que las alegrías duraron poco porque pasada la primera quincena de enero, el selectivo español abandonó las subidas para comenzar con las correcciones. De hecho, podríamos decir que realmente comenzaron en la primavera pasada, cuando se puso techo al tremendo rally de nueve meses de duración en los que el selectivo español se movió desde el suelo de los 7.580 puntos en el que se situó al conocerse el Brexit de Gran Bretaña hasta los 11.185 puntos en la primera quincena del mes de mayo de 2017. 

Este tramo de más de 3.600 puntos o, lo que es lo mismo, una subida del 47,56 por ciento, todavía hay que tenerlo muy en cuenta puesto que aún arrastramos sus consecuencias en forma de retrocesos de Fibonacci. Primero, el selectivo se negó a testear el nivel del 38,2 por ciento en los 9.807 puntos tanto en octubre como en noviembre del año pasado. Sin embargo, la pauta de máximos y mínimos que todavía mantenemos vigente desde la pasada primavera ejerció su poder y el mercado acabó sucumbiendo a dicho retroceso. Luego, también hubo algún intento por evitar el testeo del 50 por ciento, en los 9.382 puntos. Pero, al igual que antes, acabaron cayendo. Nos encontrábamos ya en el presente año y los valores importantes del selectivo español acumulaban cierta lectura de sobreventa además de divergencias alcistas en varios osciladores. La reacción no se hizo esperar. Pero la media móvil de largo plazo ya estaba bajista y fue muy difícil mantenerse por encima de ella. Tres tentativas fallidas tras un primer intento medio serio y acabamos en el inicio del presente mes de septiembre, perdiendo el nivel que se corresponde con la mitad de las subidas del tramo post-Brexit para poner rumbo al siguiente nivel de retroceso por Fibonacci y el más importante de todos: el 61,8 por ciento del tramo y que se corresponde con los 8.956 puntos. 

El selectivo solo tiene un clavo ardiendo para evitar por lo tanto perder los 9.000 puntos y son los 9.200 puntos. La primera semana de septiembre, en concreto el viernes al cierre, los perdimos por muy poco, debido de nuevo a la extrema sobreventa del selectivo español, con valores como el Banco Santander o el BBVA dejándose un 30 por ciento desde máximos anuales. Sin embargo, esta pérdida se evitó en la sesión del lunes, pero realmente, mientras que no podamos ver cotizaciones sostenidas por encima de los 9.400 puntos, no podemos bajar la guardia. De hecho, hay una pequeña diferencia entre la sobreventa alcanzada a finales de marzo y la alcanzada en la primera semana de septiembre. Para ello, miren el gráfico adjunto fijándose sobre todo en el oscilador. Entonces, tuvimos una clara divergencia alcista. Ahora, no hay divergencia y esto hay que tomarlo como intención clara de que acabaremos perdiendo los 9.000 puntos para cuanto menos testear el 61,8 por ciento de toda la subida post-Brexit.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses