El enemigo inesperado de la pastilla anti Covid-19 de Merck Sharp & Dohme rebaja la euforia

El coronavirus podría desarrollar resistencia contra el medicamento de Merck, al igual que sucede con los antivirales y los antibióticos

El medicamento que desarrolló Merck Sharp & Dohme (MSD) contra el Covid-19 tiene una eficacia del 50 por ciento y está pendiente de su autorización de emergencia, pero tendrá que se administrada junto a otros medicamentos para sortear a su gran enemigo, la resistencia.

El molnupiravir de MSDk fue aclamado por el mercado como un importante avance contra el coronavirus y desarmó a las grandes farmacéuticas rivales en bolsa.

El problema, al igual que sucede con otros antivirales o los antibióticos, es que el virus podría desarrollar resistencia, lo que limitaría su efectividad, según dijo el director de la fundación Wellcome, Jeremy Farrar.

La resistencia se produce cuando los virus y las bacterias evolucionan para frenar o derrotar el mecanismo de ataque de los fármacos.

Es una preocupación constante para los antivirales y los antibióticos y ya se ha observado con los tratamientos de Covid-19, como la terapia de anticuerpos de Eli Lilly.

Publicidad

La pastilla de MSD se debe combinar con otros medicamentos

Según expuso Farrar, la pastilla de MSDno estaría exenta de estos riesgos, a pesar de la euforia que generó en el mercado y que disparó los títulos del grupo en Wall Street.

"La idea de que pueda haber un medicamento oral disponible que se pueda tomar tan pronto como haya sospechas de infección es un gran paso adelante a nivel mundial", dijo Farrar.

Publicidad

Pero es importante combinar el tratamiento con otros medicamentos lo antes posible para "retrasar la aparición de resistencias".

Una rayo de luz para Pharmamar

Para Pharmamar son muy buenas noticias. La biofarmacéutica gallega se vio obligada a retrasar el horizonte comercial de aplidin, su medicamento estrella contra el Covid-19, según adelantó en exclusiva finanzas.com.

La escasez de hospitales disponibles para los ensayos desencadenó esta decisión, pues el mayo hándicap que afronta aplidin es que no hay enfermos disponibles para los ensayos.

Pero si la comunidad científica llega a la conclusión de que hacen falta más medicamentos para combatir la eventual resistencia al virus, Pharmamar volverá a estar de lleno en la carrera para llevar aplidin al mercado.

Publicidad

MSD quita hierro al riesgo de resistencia

Aunque el riesgo de resistencia siempre ha sido un problema para los antivirales o los antibióticos, la probabilidad de que se convierta en un problema grave para el molnupiravir parece ser baja, dijo Nick Kartsonis, investigado en Merck Research Labs

Este experto argumenta que el tratamiento con el molnupiravir es corto, lo que implica que el virus tiene pocas opciones de evolucionar para desarrollar resistencia.

Además, asegura que el medicamento funciona introduciendo errores en el código genéticos del virus. Estos fallos se van replicando hasta que el virus termina por desaparecer.

El análisis de MSD ha demostrado que los errores inducidos por el fármaco se propagan de forma más o menos aleatoria por todo el genoma viral. Eso significa que el virus tiene menos oportunidades de desarrollar formas mutantes que superen esos errores.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de