Mercados

Calcula cuánto te cobra tu banco por comisiones

Diez_cosas_que_deberías_saber_sobre_las_comisiones_que_cobran_los_bancos_0

A pesar de que el tema de las comisiones en cajeros ha sido el protagonista durante los últimos meses, lo cierto es que existen otros cargos en nuestras cuentas corrientes que pueden empequeñecer las famosas comisiones de hasta dos euros por retirar en redes que no nos corresponden. Las comisiones por transferencia, por ingreso de cheques, por mantenimiento o incluso la desconocida comisión por apunte pueden suponer a los consumidores un gasto superior a 300 euros anuales, señalan desde el comparador de cuentas HelpMyCash.com 

Un ejemplo, a un usuario que realice 5 transferencias y 10 movimientos mensuales, su cuenta corriente podría llegar a costarle más de 450 euros al año, sumando todas las comisiones. Esto sin contar que no tenga que sacar dinero de cajeros que no sean de su banco, lo que podría empujar esa cifra por encima de los 500 euros. Todo esto es perfectamente evitable con el mero acto de pasarse a una cuenta sin comisiones. 

Nueva calculadora para esquivar las comisiones

El camino para dejar de pagar comisiones bancarias es más sencillo de lo que cabría esperar. Para empezar, si aún estamos pagando por nuestra cuenta corriente, podemos acudir a nuestro banco y pedir que nos abran una cuenta sin comisiones, si disponen de esta. En caso contrario, es recomendable plantearse directamente un cambio de entidad.

Precisamente, para que podamos tomar una decisión con datos reales, el comparador HelpMyCash.com acaba de lanzar una calculadora gratuita de comisiones bancarias que permite saber fácil y rápidamente cuánto nos cobrará el banco por nuestra cuenta, en función del uso que le demos. Además, la calculadora genera un informe personalizado en el que se detalla de qué manera podríamos ahorrarnos el coste de las comisiones.
Destaca el hecho de que, con la excepción de unas pocas entidades, el resto ofrecen a los consumidores al menos una cuenta sin comisiones. De hecho, estudiando las diferentes cuentas corrientes de cada banco, se llegan a dar diferencias de hasta 300 euros entre una cuenta de pago y otra gratuita, dentro del mismo banco.

Sin embargo, además del propio coste de la cuenta, la nueva calculadora de comisiones contempla el precio de los productos vinculados, como el de las tarjetas de débito y crédito. Esta es una de las ventajas que tiene precisamente esta herramienta, que muestra el ahorro que podemos conseguir cambiándonos a un banco sin comisiones en sus productos asociados. El coste de la operativa habitual resulta un factor que impide saber a ciencia cierta cuánto nos puede costar nuestra cuenta bancaria, ya que estos gastos pueden cambiar notablemente de mes a mes.

Bancos sin comisiones para ahorrar en gastos

De todo el panorama bancario español, apenas nueve entidades no anuncian sus cuentas gratuitas, de modo que hacerse con una cuenta sin comisiones no debería ser un problema.

Tomemos un ejemplo para saber cuánto nos puede costar nuestra cuenta corriente. Si mensualmente realizamos una media de 20 movimientos, 4 transferencias y sacamos 2 veces al mes de una red de cajeros que no sea la nuestra, el precio anual en comisiones podría llegar a alcanzar hasta unos 487 euros. Por otra parte, si hubiéramos escogido una cuenta sin comisiones, como las de ING Direct, Openbank o Evo Banco, esa cifra se reduciría a 0 euros. 

Además, si tuviésemos algún descubierto en cuenta, en la entidad naranja nos costaría un máximo de 25 euros, mientras que con Evo estaríamos hablando de apenas unos pocos céntimos, en concepto de intereses sobre el descubierto. Una diferencia considerable si tenemos en cuenta que en la banca tradicional un descubierto "corriente" puede acabar costando más de 50 euros. 

"No debería resultar difícil encontrar un banco libre de las comisiones más habituales y que además inspire confianza", indican desde HelpMyCash.com. No hay más que echar un vistazo a los rankings de las mejores cuentas sin comisiones para darse cuenta de que las cuentas gratuitas existen y son una buena elección para el pequeño ahorrador.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.