Berkeley resucita gracias a Putin y al renovado interés por la nuclear

Berkeley pasa de la segunda cotizada que más cayó en bolsa el año pasado, a la que más sube en 2022. Hasta la Bolsa Australiana se pregunta el porqué

La volatilidad de los mercados generada por la invasión de Ucrania por Rusia tiene en la bolsa española una protagonista de excepción: Berkeley.

La empresa minera pasa de ser la segunda cotizada que más cayó en 2022, el 60,53 por ciento, a ser la que más sube en 2022, un 123 por ciento.

Los motivos que impulsan este rally los desconoce la empresa, según ha contestado a una pregunta remitida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a instancias de la Bolsa Australiana, que quiere saber si la compañía tiene alguna información no publicada que explique esta escalada.

Publicidad

Berkeley ha contestado que “no tiene conocimiento de ninguna información no anunciada que, de conocerse, pudiera ser una explicación de la negociación reciente de los valores de la compañía".

BERKELEY (BKY)BERKELEY (BKY)

0,000,67 %
0,18

Publicidad

La invasión de Ucrania y el uranio son los detonantes del rally de Berkeley

Fuentes del grupo reconocen, no obstante, que la invasión de Ucrania y los altos precios de la electricidad en España han suscitado el interés por la energía nuclear, al convertirse en una alternativa para reducir la dependencia energética de Europa con Rusia, lo que puede beneficiar a la compañía minera.

Argumenta que esto ha llevado a un "fortalecimiento significativo del precio al contado del uranio”, que actualmente se sitúa en 55 dólares estadounidenses por libra y representa un aumento anual de más del 30 por ciento.

Por su parte, Sergio Ávila, analista de IG, cree que no existe un factor fundamental que explique la remontada de la acción. "Parece simplemente un rebote técnico tras la sobreventa acumulada después de las fuertes caídas", argumenta.

Publicidad

También lo atribuye a un "movimiento especulativo tras la subida del precio del uranio en un entorno donde se vuelve a pensar en las nucleares como energía alternativa al petróleo ruso".

El veto a la planta de Retortillo castigó la acción de Berkeley

La acción del grupo minero se vio penalizada el año pasado por la decisión del Gobierno español de vetar su proyecto de levantar una planta de fabricación de concentrado de uranio en el municipio salmantino de Retortillo.

El Ministerio para la Transición Ecológica denegó la autorización solicitada después de recibir un informe desfavorable del Consejo de Seguridad Nuclear el pasado julio. Tras conocerse la noticia, sus acciones cayeron en picado.

Berkeley pretendía explotar una mina de uranio a cielo abierto, la única en Europa, y construir una planta para tratarlo.

Berkeley, un "chicharro" para los amantes del riesgo

Ávila califica al valor como “un chicharro fuertemente especulativo”, pero considera que cuenta con algunas bazas como su flujo de caja libre y el incremento de ingresos previsto para este año, lo que "le permitirá aumentar sus beneficios".

Entre sus debilidades destaca su elevada deuda y su ratio deuda/ebitda que es de 6,93 veces, lo que se considera “una situación complicada a nivel de balance”.

Publicidad

Sobre si este es un buen momento para invertir en la minera, Ávila considera que "si consigue romper los 0,3930 euros y luego corrigiese, podrían entrar en el valor, en operaciones de trading de corto plazo, aquellos inversores más propensos al riesgo”.

Reconoce que Berkeley “no es un valor para inversores conservadores debido a su fuerte volatilidad".

En portada
Publicidad
Noticias de