La guerra en Ucrania destapa en Berkeley y AmRest cómo funciona la especulación

La guerra de Rusia convierte a Berkeley y AmRest en la cara y la cruz del Continuo. La primera remonta un 95% en el año y la segunda cae un 38%

La trayectoria en bolsa de Berkeley y AmRest este año ha seguido caminos diametralmente opuestos. Mientras la empresa minera lidera las subidas del Mercado Continuo, la de restauración es la que más cae. Pese a esta diferencia hay algo que comparten: el elevado interés que suscitan entre los especuladores.

"Estamos ante dos valores que están a merced de los inversores más especuladores, lo que hace que experimenten picos de volatilidad en muchos momentos de las sesiones", señala Diego Morín, analista de IG.

Publicidad

El catalizador que resucitó a Berkeley y empujó al infierno bursátil a AmRest es el mismo: la invasión de Rusia a Ucrania.

La escalada de la minera a la cima del Continuo comenzó con el conflicto bélico detonado por Putin y pasó de cerrar 2021 como la segunda cotizada con mayores caídas del Continuo, el 60,53 por ciento, a convertirse en la que más sube, un 95 por ciento en lo que va de año.

BERKELEY (BKY)BERKELEY (BKY)

0,000,00 %
0,18

Publicidad

Una posible vuelta a la energía nuclear da alas a Berkeley

La guerra no fue el único catalizador en el caso de la minera. La subida de la electricidad y el renovado interés por la energía nuclear también impulsaron su remontada.

"El veto a las energías que provienen de Rusia ha provocado la búsqueda de energías alternativas como la nuclear, aumentando las posibilidades de abrir la mina de Retortillo, aún paralizada", señala Morín.

Publicidad

Hace referencia a la decisión del Gobierno español de vetar el proyecto de Berkeley de explotar una mina de uranio a cielo abierto y levantar una planta de fabricación de concentrado de uranio en el municipio salmantino de Retortillo.

El Ministerio para la Transición Ecológica le denegó la autorización solicitada después de recibir un informe desfavorable del Consejo de Seguridad Nuclear el pasado julio. Tras conocerse la noticia, sus acciones cayeron en picado.

Berkeley, “un chicharro fuertemente especulativo”

Es el interés por el uranio a lo que Serio Ávila, analista de IG, atribuye la escalada de Berkeley en bolsa: “Se ha producido un movimiento especulativo tras la subida del precio del uranio en un entorno donde se vuelve a pensar en las nucleares como energía alternativa al petróleo ruso".

Reconoce que se trata de “un chicharro fuertemente especulativo”. No obstante, considera que cuenta con algunas bazas como su flujo de caja libre y el incremento de ingresos previsto para este año, lo que "le permitirá aumentar sus beneficios".

Publicidad

A AmRest la penaliza su retirada de Rusia

Lo que para Berkeley fue el inicio de su remontado en bolsa, la guerra de Rusia, para AmRest supuso el comienzo de su viacrucis. Su acción pasó de cotizar a 5,67 euros el 23 de febrero, un día antes de la invasión, a situarse ahora en los 3,69 euros, asumiendo una caída en el año del 38 por ciento.

En este descenso tuvo mucho que ver “la paralización de sus actividades en Rusia, donde tiene más de 200 establecimientos", argumenta Morín.

El operador de restaurantes, dueño de marcas como La Tagliatella, Bacoa o Sushi Shopse, anunció el 9 de marzo que suspendía temporalmente su actividad en Rusia, donde en 2021 generó unos ingresos de 185,2 millones de euros, un 21,5 por ciento más que en 2020.

El grupo cerró 2021 con ventas consolidadas de 1.917 millones de euros, un 25,9 por ciento más que el año anterior, igualando su facturación previa a la pandemia.

Publicidad

Ahora su prioridad es crecer de forma “rentable y sostenible", por lo que "seguiremos centrándonos en el desarrollo de nuestro negocio, equilibrando aún más los restaurantes propios con una creciente red de franquicias”, manifestó su CEO, Luis Comas.

AMREST (EAT)AMREST (EAT)

0,000,00 %
3,95

Una evolución bursátil impredecible

El comportamiento que pueden tener los valores en bolsa hasta fin de año es impredecible. Debido a que son una mina para los especuladores. “Podrían continuar con trayectorias similares a las actuales o, incluso, revertirse la situación en ambos valores", estima Morín.

Tanta incertidumbre hace que los analistas se muestren cautos ante sus acciones. "Berkeley es el valor preferido del Continuo por los más especuladores, por lo que me mantendría fuera de él", dice Morín.

Respecto a AmRest es algo más optimista y opta por mantenerlo, ya que “el fin de la guerra beneficiaría la acción”.

Publicidad

En el consenso de mercado también hay diferencia de opiniones, el 42,9 por ciento recomienda comprar la acción de AmRest, otro 42,8 por ciento es partidario de mantenerla y un 14,3 por ciento de venderla.

Le dan un precio objetivo de 5,14 euros desde los 3,66 a los que cotiza ahora y le otorgan un potencial de retorno del 40,4 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de