Clemente Fernández toma los mandos de Abengoa

El líder de los minoritarios de Abengoa, Clemente Fernández, es nombrado consejero tras la dimisión del hasta ahora presidente, Juan Luis López-Bravo

La situación crítica de Abengoa da un giro justo antes de la celebración de la junta general ordinaria de accionistas prevista para este viernes. El líder de los accionistas minoritarios de la sevillana, Clemente Fernández, toma las riendas de la compañía. 

El empresario cántabro ha sido nombrado consejero por el procedimiento de cooptación tras dimitir el hasta ahora presidente, Juan Luis López-Bravo. De su mano ha dimitido la única consejera con la que contaba la empresa, Margarida de la Riva

Publicidad

En su puesto entra la mano derecha de Fernández, Alfonso Murat Moreno, también por cooptación. Además, el empresario ha solicitado al administrador concursal nombrarle a él y a José Joaquín Martínez Sieso, expresidente de Cantabria, como consejeros de Abenewco1.

La compañía ha señalado en una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que este movimiento se produce “con la finalidad de garantizar tanto la paz social como la viabilidad del grupo integrado, a día de hoy, por la sociedad y sus filiales, reclamadas por todos los empleados, acreedores, clientes y accionistas”.

Fernández necesita acceder a Abenewco 1 para el control total

La ingeniera remarca que con este movimiento “se alcanza la paz social para la compañía y su grupo y de forma inmediata se proceder a convocar junta general de accionistas para la ratificación del nombramiento de los consejeros designados por cooptación”. 

Pero la clave reside en que el administrador concursal acepte los nombramientos solicitados para Abenewco1, donde López-Bravo continúa como presidente no ejecutivo con Álvaro Polo como consejeros.

Publicidad
Publicidad

Y es que es en esta filial donde están aglutinados los activos del grupo y la que sería la receptora del rescate de 249 millones de euros solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales y de la oferta del fondo TerraMar.

La llave del administrador concursal

Y es que es en esta filial donde están aglutinados los activos del grupo y la que sería la receptora del rescate de 249 millones de euros solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y de la oferta del fondo Terramar. 

La decisión de que Fernández y Martínez Sieso accedan a la a la dirección de la filial, que de llevarse a buen término la reestructuración será la matriz del nuevo grupo, recae sobre el administrador concursal, EY Abogados

Los acontecimientos en Abengoa cambiaron hace poco más de dos semanas cuando la SEPI y Terramar comunicaron a la compañía que no se seguirá adelante si no se llegaba a un acuerdo entre la empresa y la sindicatura de accionistas minoritarios, Abengoashares.

Abengoashares entra en acción

Tras esta declaración de intenciones, Clemente Fernández, en representación de Abengoashares, volvió a entrar en las negociaciones después de que la justicia bloquease la entrada de los minoritarios al dar poder absoluto sobre la compañía a EY. 

La SEPI y el fondo ofertante fueron conscientes de que, pese al bloqueo, la sindicatura aglutinaba el 21 por ciento de las acciones de la matriz y accedieron a las conversaciones pese a que Fernández se había posicionado en contra del fondo Terramar desde que se conoció su propuesta. 

Publicidad

El que también fuera presidente de Amper tras una movilización accionarial similar a la que ha realizado en Abengoa, no dudaba en calificar a este fondo estadounidense como “buitre con el único objetivo de despiezar Abengoa hasta vaciarla”.

La opción de los Amodio

Su apuesta pasaba por encontrar otro oferente y la opción llegó con los hermanos mexicanos Amodio, dueños de OHL, rebautizada como OHLA para incluir su apellido en el nombre. Así, y con el apoyo de los fondos EPI Y Ultramar, próximo a los hermanos, lanzaron otra oferta.

La estrategia era semejante a la de TerraMar, con una ampliación de capital para tomar Abengoa, pero se daría el 25 por ciento del capital social a los minoritarios. El caso es que los hermanos Amodio se retiraron. 

Publicidad

El motivo, tal y cómo informó finanzas.com, fue que no querían que se enturbiasen sus buenas relaciones con las entidades financieras implicadas en Abengoa las cuales también participaron de la reestructuración de OHL y con las que deben seguir manteniendo un buen trato de cara a nueva financiación. 

Tras esto, Fernández contactó, como también informó este portal, con diferentes fondos de inversión de fuera de la zona del euro, pero no llegó ninguna oferta por lo que minoritarios, Abengoa, TerraMar y la SEPI comenzaron a ponerse de acuerdo hasta la información conocida este viernes.

En portada
Publicidad
Noticias de