UGT valora algunas medidas de pacto PSOE-C's, pero ve otras "precipitadas"

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha valorado hoy que el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos incluya medidas como cambiar la legislación laboral que "se impuso tanto en la reforma de 2010 como en la de 2012", pero ha criticado que hay otras que reflejan "precipitación".

En declaraciones remitidas a los medios de comunicación, Ferrer ha celebrado que se apueste por el diálogo social y la autonomía colectiva, así como que "claramente" haya una decisión de derogar las reformas laborales que "han sido lesivas para los trabajadores y negativas para el empleo".

Ferrer ha aplaudido las medidas del acuerdo para recuperar la autonomía colectiva de las organizaciones empresariales y sindicales a la hora de determinar las condiciones de trabajo en los convenios colectivos, algo que considera que "quedó completamente dinamitado por la reforma laboral del PP de 2012".

Asimismo, ve positivo que el acuerdo persiga abrir un proceso de diálogo social que debe culminar en el plazo de un año para crear un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

También ha valorado "todo lo referente al Pacto de Toledo", ya que invoca el papel del dialogo social, reconoce la necesidad de buscar otras fuentes de ingresos a través de los impuestos.

No obstante, ha criticado que hay medidas que reflejan una precipitación en el proceso de elaboración de este acuerdo, como que se denomine contrato estable con indemnizaciones crecientes, de manera "claramente inapropiada", a lo que no deja ser un contrato temporal.

En este sentido, Ferrer ha dicho que hay un defecto a corregir, ya que en el supuesto de despido improcedente la indemnización es inferior a la que corresponde actualmente, al tiempo que ha criticado que se deje abierta la causalidad de la contratación y del despido.

Además, se ha referido a la indemnización de ocho días pagada por el erario publico en los despidos individuales o colectivos, a través del denominado "fondo austríaco", que considera que provocaría caídas de los ingresos del Estado y que supondría una transferencia de fondos públicos a privados.

En este sentido, ha hecho hincapié en que no se precisa cómo se desarrollaría el modelo austríaco, por lo que considera que habría que profundizar por la vía del dialogo social.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.