Toys "R" Us entra en quiebra en Reino Unido, proceso que no afecta a España

La juguetera Toys "R" Us ha iniciado un proceso de insolvencia en Reino Unido, donde emplea a 3.000 personas, ha informado hoy la compañía, que ha asegurado que este procedimiento no afectará al resto de los negocios en Europa, incluido España, donde suma 53 tiendas y 1.600 trabajadores.

"Después de explorar diferentes opciones, entre las que se valoró una potencial venta del negocio en Reino Unido, se ha decidido, en última instancia, comenzar un proceso de insolvencia de la mano de un administrador independiente, un procedimiento legal válido en Reino Unido, que ha sido la única opción posible para la compañía", ha afirmado el grupo en un comunicado.

Iniciado el proceso de insolvencia, el administrador será el responsable de gestionar las operaciones locales y de definir la mejor manera de maximizar el valor para los acreedores, ha explicado la juguetera, que en septiembre presentó protección por bancarrota en Estados Unidos y Canadá, acuciada por su elevada deuda.

"Vamos a proceder a una liquidación ordenada de la cartera de tiendas en las próximas semanas. Todas las tiendas permanecen abiertas hasta nuevo aviso y la mercancía estará sujeta a la liquidación y promociones especiales", ha asegurado Simon Thomas, socio de la firma de administradores Moorfields, encargada del caso.

No obstante, ha asegurado que, en paralelo, seguirán intentado conseguir un comprador para todo o parte del negocio en Reino Unido, donde el negocio ha tenido que hacer frente a numerosos retos en los últimos años.

Fuentes de la compañía en España han asegurado hoy que el proceso iniciado en Reino Unido se limita únicamente a dicho país y, por tanto, no afectará al negocio ni a la posición de la compañía en Iberia.

"Todas las tiendas y la tienda online de Iberia permanecen abiertas con absoluta normalidad y Toys "R" Us sigue trabajando para garantizar el mejor servicio y la más amplia oferta", según la compañía, cuyo director general para Iberia y Francia, Jean Charretteur, ha asegurado que los planes estratégicos de la firma siguen adelante.

En una entrevista con Efe en octubre, Charretteur aseguró que la compañía mantenía su apuesta por España, donde, a pesar de las dificultades financieras por las que atraviesa el grupo, no sólo no prevé cerrar tiendas si no que ha diseñado un plan estratégico a cinco años para mejorar y ampliar su red comercial y renovar su plataforma de comercio en línea.

El ejecutivo, que tomó las riendas para España en mayo del año pasado, afirmó entonces que todas las tiendas españolas eran rentables y que el plan estratégico contempla grandes inversiones y muchas posibilidades para crecer en el país.

Dicho plan pasa por renovar las tiendas existentes, así como por abrir nuevas, fundamentalmente en ciudades de menor población que hasta ahora, mejorar en comercio electrónico y omnicanalidad y reforzar su negocio de puericultura.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.