Solvay subraya su firme apuesta por Cantabria con proyectos e inversiones

El director general de Solvay para España y Portugal, Jorge Oliveira, ha subrayado hoy la "firme" intención de este grupo empresarial por continuar su actividad en Cantabria, donde tiene previsto poner en marcha nuevos proyectos e inversiones en su planta de Barreda.

Oliveira, que también es el director de la factoría cántabra, se ha manifestado así tras el encuentro mantenido hoy con el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, al día siguiente de que Solvay anunciara el traslado de su sede social de Martorell (Barcelona) a Torrelavega, una decisión que el jefe del Ejecutivo cántabro ha agradecido.

"Con esta decisión se hace justicia al traer la empresa al lugar donde genera fundamentalmente su beneficio y para Cantabria es un día de muchísima alegría", ha valorado Revilla, quien ha recordado que Solvay es la "mayor" empresa de Europa productora de carbonato y que su centro extractivo de la materia prima está en Cantabria.

Por ello, ha destacado que Solvay, una empresa que lleva más de un siglo en Torrelavega, "vuelve a casa", una decisión que también representará un beneficio económico para la región en forma de impuestos que el Gobierno todavía no ha cuantificado. "No somos peseteros", ha apostillado el presidente cántabro.

En un encuentro con periodistas posterior a la reunión, Jorge Oliveira ha avanzado algunos planes de futuro de Solvay para su factoría de Torrelavega, como la venta de la fabrica de cloro, aunque ha asegurado que la intención del grupo es mantener el empleo y desarrollar nuevos proyectos con inversión económica.

Sobre el traslado de la sede social a Torrelavega, Oliveira ha explicado que se trata de una "necesidad" después de que haya sido nombrado director general del grupo para España y Portugal, cargo que compagina con la responsabilidad de Solvay en Barreda.

Para esta factoría ha ofrecido detalles sobre la decisión de vender la fábrica de cloro, que requiere una inversión de 30 millones de euros en nueva tecnología para adaptarla a la normativa europea.

Según ha indicado Oliveira, ya existen "ofertas firmes" para comprar esta fábrica que emplea a 40 personas y que una vez que se modernice tendrá que realizar un "pequeño ajuste" de personal. En este sentido, ha puntualizado que Solvay buscará "una solución" a aquellos empleados que no puedan continuar en la plantilla.

Para el resto de la planta de Barreda, su director ha avanzado que ya se trabaja en implantar dos nuevos proyectos relacionados con el tratamiento de residuos contaminantes. Uno estaría destinado a humos de barco y chimeneas y el otro a metales pesados procedentes de explotaciones mineras.

Jorge Oliveira ha adelantado que uno de ellos, aunque no ha precisado cuál, ya está en marcha en fase piloto y podría estar operativo en un año, con una inversión de "tres o cuatro" millones de euros.

En cuanto a la posibilidad de ampliar la plantilla, el director general de Solvay ha señalado que de momento no se van a hacer nuevas contrataciones, porque se está en un proceso de reorganización de la factoría, aunque tampoco lo ha descartado del todo.

Finalmente, y a instancias del presidente cántabro, ha hablado del proyecto de crear un "gran centro" de I D i que ya está en marcha y para el que, según ha asegurado, ya existen convenios con otras empresas.

"Es algo que hace parte de una empresa que está viva y que intenta encontrar nuevas soluciones para las necesidades del mundo", ha concluido Jorge Oliveira.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.