Signos de calma entre EEUU y la UE por la guerra comercial

trump aranceles 630

Estados Unidos y la UE dieron el lunes señales de calma en su conflicto sobre la tasación a las importaciones de acero y aluminio impuestas por Washington, y Alemania dejó entrever una posible solución esta semana.

"Tuvimos un intercambio preliminar muy constructivo sobre todos los temas relativos a nuestros vínculos económicos y orientado particularmente al apaciguamiento de las tensiones comerciales", declararon en un comunicado común el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, que anunciaron "otras discusiones en el curso de los próximos días".

Altmaier evocó la posibilidad de un acuerdo esta semana, antes de que entren en vigencia, el viernes, las tasas determinadas por Washington.

"Tenemos la sensación, el secretario de Comercio Wilbur Ross y yo, de que podríamos llegar a una solución común esta semana", dijo el ministro alemán a la prensa delante de la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Donald Trump, promulgó el 8 de marzo tasas de 25% a las importaciones de acero y de 10% a las de aluminio, suscitando una ola de críticas en todo el mundo y avivando los temores de una guerra comercial.

Tras un encuentro este lunes con el secretario del Tesoro estadounidense Steve Mnuchin en Buenos Aires, el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, sostuvo que estos aranceles "no son buenos" y pidió que Europa quede exenta de esas medidas.

"Nadie podría entender que la Unión Europea, a fin de cuentas, no quede exenta en su globalidad de este aumento en los aranceles al acero y al aluminio decidido por Estados Unidos", dijo a la AFP el ministro luego de su encuentro con Mnuchin al margen de la reunión del G20 que tiene lugar en la capital argentina.

Trump eximió del pago de estos impuestos, provisoriamente, a Canadá y México, socios de Estados Unidos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte -objeto de una renegociación a pedido de Washington-, e indicó que otras exenciones podían ser definidas.

Un "compromiso" no significa un acuerdo final, aclaró Altmaier más tarde a periodistas en la embajada alemana, evocando una solución que consista en eximir a la Unión Europea provisionalmente para dar más tiempo a las negociaciones, que podrían durar "varias semanas".

Los argumentos de las dos partes "deben ser tomados seriamente", añadió.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.