Se cumple sin un anuncio el plazo de aranceles de EEUU a aceituna española

El plazo marcado para que la Comisión de Comercio Internacional (ITC) de EEUU ofrezca una recomendación definitiva sobre el aumento de los aranceles a las importaciones de aceituna negra española se cumple hoy sin que el Departamento de Comercio haya anunciado una decisión.

Ni la ITC ni el Departamento de Comercio hicieron hoy pública su decisión definitiva sobre la necesidad de aplicar más gravámenes a la oliva española importada, pero de seguir la pauta de su investigación sobre el daño que causa a los productores estadounidenses, finalmente adoptará los aranceles de manera formal.

Después de recibir hoy la resolución final de la ITC, el Departamento que encabeza Wilbur Ross deberá decidir si confirma la imposición de aranceles por competencia desleal y derechos compensatorios por las subvenciones que reciben los productores españoles.

El pasado 10 de julio, la ITC ya anunció que ha realizado "determinaciones afirmativas" en su fase final de investigaciones antidumping y de derechos compensatorios sobre la aceituna negra de España, aunque emplazó su decisión definitiva hasta hoy.

La ITC aseguró entonces que la industria de EEUU está "materialmente perjudicada por las importaciones de aceitunas negras españolas, que dijo que "están subsidiadas y vendidas a precios inferiores al valor razonable".

El Departamento de Comercio ya determinó a principios de junio que la aceituna española importada incurre en competencia desleal y que los productores españoles reciben "subvenciones injustas".

La ITC no mencionó ninguna sanción comercial, pero según los productores y exportadores españoles, en caso de prosperar el proceso, los aranceles a la importación de aceituna negra española pasarán del 21,60 % establecido provisionalmente, a un 34,75 %.

En su investigación, el Gobierno de Estados Unidos concluyó que los productores españoles vendieron aceitunas a un precio entre un 16,88 y un 25,50 % inferior al valor de mercado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.