Reunión del Banco Central Europeo: Draghi busca conejos en su chistera

El BCE podría anunciar hoy la prolongación del periodo de compras, que expira en marzo de 2017, o penalizar aún más la facilidad de depósito

El_BCE_exigirá_un_10%_de_capital_a_la_banca_española_y_un_12%_a_la_italiana_0

Vuelta al cole y todo continúa igual o incluso peor. La banca está en un momento crítico. El 'Brexit' sigue siendo una incógnita. Francia e Italia crecieron al 0% en el segundo trimestre. Un país en funciones como España es el que mantiene el tipo. La inflación, pese al billón largo inyectado, se mantiene en el 0,2%, a un mundo del objetivo del 2%. La Eurozona no termina de carburar mientras los líderes de las grandes potencias siguen silbando a la espera de que el mago encuentre algún conejo en el trasfondo de una chistera que no da mucho más de sí. Vuelta al cole. Este jueves, vuelve Mario Draghi.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo se reúne en Fráncfort con el objetivo de reiventarse para agitar unos mercados cada vez más difíciles de sorprender. ¿Qué pasará? A priori, no se esperan grandes medidas aunque sí un mensaje político que ya se lanzó en la última reunión de julio. «Si es necesario para cumplir con sus objetivos, utilizaremos todos los instrumentos con los que cuenta en su mandato. Quiero destacar que estamos listos, dispuestos y tenemos la capacidad de hacerlo», recalcó 'Súper Mario'.

¿Y qué puede hacer? Los expertos coinciden en señalar tres medidas. La primera, anunciar la prolongación del programa de compra masiva de activos (QE) más allá de marzo de 2017 (80.000 millones mensuales). La segunda, ampliar el tipo de bienes adquiribles después de incluir los bonos corporativos en junio. Y la tercera, penalizar todavía más la facilidad de depósito pasándola del -0,4 al -0,5% para obligar a los bancos a que presten más dinero y, de paso, tener más margen para comprar deuda, ya que el BCE no puede adquirir aquella que rinda por debajo de la facilidad de depósito. No hay que olvidar que el volumen de bonos públicos con rendimiento negativo en la zona euro supera los 4,6 billones de euros.

Previsiones y toque político

Esta misma semana, el Eurobanco publicaba su último balance sobre el 'Quantitative Easing', que reflejaba entre otras cosas que la compra de deuda pública superaba por primera vez el billón de euros. Por países, 237.884 millones son alemanes, 188.929 tienen sello francés, 188.929 italiano y 164.345, español. Como advierte el 'Financial Times', nadie puede dudar de que no se estén haciendo cosas, otra cosa diferente es si son efectivas.

Draghi lo tiene claro. Sus medidas están funcionando y sin el BCE, el caos se hubiera apoderado del euro. Así lo viene diciendo y así lo reiterará este jueves en un mensaje que tendrá un claro destinatario: los gobiernos, la política. Aquí algunos de sus últimos dardos: «Para recoger los frutos de nuestras medidas, que están siendo muy efectivas, las reformas estructurales son esenciales en una economía débil»; «Otros ámbitos políticos deben contribuir más decisivamente», o «Cuantas más reformas se hagan y más rápido se ejecuten, antes llegará el crecimiento, la inflación y la subida de tipos».

La primera reunión del Consejo de Gobierno tras las vacaciones estivales también servirá para actualizar las previsiones macroeconómicas para la zona euro. No se esperan grandes modificaciones respecto a las proyecciones de junio, que prevén una inflación para este año del 0,2%, del 1,3% en 2017 y del 1,6% en 2018. Respecto al crecimiento, será del 1,6% este ejercicio, del 1,7% en 2017 y del 1,8% en 2018.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.