Renzi dice que Italia crece con "el freno de mano activado" por inversiones

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, defendió hoy que la economía de Italia ha vuelto a crecer, pero admitió que lo hace como "un coche que mantiene el freno de mano echado" a causa del bajo nivel de las inversiones públicas.

"La economía va un poco mejor pero aún no va bien. El coche aún mantiene el freno de mano activado. Lo que hace falta es un gran trabajo en materia de inversiones", reconoció el presidente del Gobierno italiano en una entrevista con Radio Capital.

Renzi consideró que "lo que falta es un plan de inversiones en el sector de la construcción y de la economía verde".

"Sobre inversiones estamos en los 31.000 millones, una cifra aún baja", lamentó.

Las palabras de Renzi se producen en un momento en el que se han puesto en tela de juicio las previsiones macroeconómicas del Gobierno, revisadas recientemente a la baja.

De acuerdo a sus datos, el producto interior bruto (PIB) para este año crecerá un 0,8 %, mientras que en 2017 se situará en el 1 %.

En relación con el déficit, Roma prevé que será del 2,4 % del PIB en 2016 y del 2 % del PIB en 2017, mientras que el endeudamiento público subirá al 132,8 % en 2016 y volverá a descender hasta el 132,2 % en 2017.

La Oficina Parlamentaria de Presupuestos señaló el lunes que estas estimaciones tienen un "exceso de optimismo", mientras que desde el Banco de Italia (central) afirman que los objetivos son "ambiciosos".

Los datos del Ejecutivo también han sido rebatidos por el Fondo Monetario Internacional, que hoy vaticinó que el PIB italiano crecerá un 0,8 % y en 2017 un 0,9 %, mientras que la deuda pública crecerá hasta el 133,2 % este año y al 133,4 % en próximo.

En julio, este organismo rebajó sus previsiones y auguró que el país crecería menos de un 1 % en 2016 y un 1,1 % en 2017 a causa de los problemas de su sistema bancario, los efectos de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y el frenazo en el comercio global.

Renzi optó por no apostar sobre estos pronósticos, mientras que su ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, reconoció esta tarde que los objetivos del Gobierno, aunque "ambiciosos, son realizables".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.