Premio Nobel plantea contrato único y que empresas que despidan paguen más

El economista francés Jean Tirole, premio Nobel de Economía en 2014, ha defendido hoy la implantación del contrato de trabajo único y de un sistema que penalice a las empresas que más despidan mediante contribuciones sociales más altas.

Tirole, presidente de la Toulousse School of Economics (TSE), ha pronunciado hoy una conferencia en la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges, donde ha planteado sus propuestas de reforma del mercado laboral, regidas por el principio de protección del trabajador y no del puesto de trabajo.

El experto se ha mostrado partidario de reducir a uno el número de tipos de contrato de trabajo, de manera que no haya diferencias entre fijos y temporales.

Los trabajadores que ya sean fijos mantendrían su estatus, pero las nuevas incorporaciones serían mediante contrato único, con "derechos progresivos" para el empleado, ha explicado Tirole ante un auditorio eminentemente empresarial.

El Nobel ha expuesto asimismo una propuesta a priori más controvertida, como es que sean las empresas y no los jueces o la administración los que decidan si un despido es o no procedente.

En paralelo, Tirole propone crear un sistema que penalice a las empresas que más despidan con contribuciones sociales más altas y que premie a las que menos despiden con pagos sociales más reducidos. "Es un incentivo para mantener a los trabajadores", ha subrayado.

El economista francés ha explicado que ha planteado estas reformas sin éxito en Francia, por lo que espera que el nuevo presidente de la República, Emmanuel Macron, al que ve como un político "muy capaz", las tenga en cuenta a la hora de impulsar la necesaria reforma laboral del mercado galo.

Tirole ha dado por hecho que la nueva economía, con la robotización y la globalización como fenómenos más evidentes, destruirá puestos de trabajo, aunque ha calificado de "agoreros" a los que pronostican que prácticamente no habrá empleos.

"No es cierto. Habrá trabajo. El reto es si esos puestos de trabajo serán atractivos o no. Lo que vemos ahora es que hay puestos muy cualificados y muy bien pagados y trabajos precarios, mientras que desaparece la clase media", ha señalado.

Ante esta situación, ha advertido que los gobiernos y la sociedad en su conjunto deben anticiparse a los problemas para evitar el auge de los populismos. "Para combatir el populismo tenemos que prepararnos para los desafíos. Si no, se van a lucrar", ha dicho.

El Premio Nobel de Economía considera que la economía digital generará riqueza y que los gobiernos pueden aplicar políticas de redistribución en la línea de lo que están haciendo países como Arabia Saudí o Alaska con las ganancias del petróleo.

En esta nueva economía, Tirole cree que será importante no perder de vista que los países necesitarán otorgar incentivos fiscales a las compañías digitales, las que crearán riqueza, para evitar la deslocalización, ya que "si no hay riqueza no se puede redistribuir".

Preguntado por su opinión sobre las ayudas similares a la Renta Garantizada de Ciudadanía, se ha mostrado partidario, aunque ha apuntado que será necesario "calibrar" cómo se incentivará la obtención de un puesto de trabajo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.