Oposición da tres días al Gobierno indio para arreglar la escasez de moneda

Figuras de la oposición india se aliaron hoy para dar un ultimátum de tres días al primer ministro, Narendra Modi, para abolir la retirada de los billetes de mayor denominación que tiene en jaque a la población bajo la amenaza de protestas en la calle si no lo hace.

El jefe de Gobierno de Delhi, Arvind Kerjiwal, líder del movimiento indignado indio, y la gobernadora del importante estado de Bengala (este), Mamata Banerjee, protestaron hoy por segundo día consecutivo en la capital del país contra la repentina decisión adoptada el 8 de noviembre por el Gobierno.

"Dé marcha atrás en la decisión, no pruebe la paciencia de la gente, sino, habrá una revuelta", indicó Kejriwal en un acto público en la capital india.

"Tres días de plazo para retirar esta emergencia financiera de falta de moneda. Gente sufriendo, muriendo. Ya basta", advirtió Banerjee en un mensaje en su cuenta de Twitter, al resumir la demanda conjunta en un discurso público junto a Kerjiwal.

Los indios hacen colas frente a bancos y cajeros desde hace ocho días, cuando el Gobierno decidió retirar los billetes de mayor denominación como estrategia para luchar contra el dinero negro y acabar con la falsificación de moneda y dio de plazo hasta el 30 de diciembre para que se deposite en las cuentas los billetes de antigua denominación.

El Gobierno permite cambiar en las ventanillas de los bancos hasta un máximo de 2.000 rupias (29 dólares), después de que hoy ajustara a ese importe una cantidad que se encontraba en 4.500 rupias (66 dólares) desde hace tres días, y se pueden retirar hasta 2.500 rupias (37 dólares) de los cajeros automáticos.

El Gobierno ha previsto excepciones para los agricultores, que podrán retirar hasta 50.000 rupias semanales (770 dólares) y los comerciantes registrados en el sector agrícola, que podrán retirar un monto similar para costear sus gastos corrientes.

Sin embargo, los ciudadanos se están quedando sin efectivo y la actividad comercial está siendo duramente golpeada en un país en el que buena parte de la población no tiene cuenta de banco.

En el Parlamento, las críticas de la oposición y el coreo de consignas obligaron hoy a aplazar por segundo día consecutivo la sesión de invierno en ambas cámaras, que comenzó ayer con la medida financiera como tema central.

"Estamos con el gobierno en la guerra contra el dinero negro, pero deben de ser quienes lo posee los que sean perseguidos, no el hombre de a pie", denunció el líder del partido hindú de extrema derecha Shiv Sena, Uddhav Thackeray.

Al frente de una formación aliada del BJP de Modi, pero con la que recientemente ha tenido roces, Thackeray reclamó al Gobierno central medidas para reducir las dificultades que sufre la población, informaron medios locales.

El Ejecutivo insiste en que estos problemas son parte del proceso y necesarios para lograr los beneficios a largo plazo que su medida, dice, traerá a la economía del país.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.