Operadora belga Proximus aumentó su beneficio un 4,2 % en el primer trimestre

La operadora belga de telecomunicaciones Proximus incrementó su beneficio neto un 4,2 % hasta los 124 millones de euros en el primer trimestre de 2018, frente a los 119 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior, según informó hoy la propia empresa.

La firma atribuyó ese dato a un resultado bruto de explotación subyacente más elevado, unos costes de financiación inferiores y un menor gasto en impuestos, solo parcialmente compensados por una mayor depreciación y amortización.

"Estoy orgullosa de los buenos resultados de Proximus en el primer trimestre. Hemos logrado aumentar el número de clientes, nuestra cifra de negocio doméstica y el resultado bruto de explotación del grupo, y eso, pese a un contexto más competitivo", aseguró la consejera delegada de la compañía, Dominique Leroy.

En efecto, el resultado bruto de explotación (ebitda) creció un 3,5 % hasta situarse en los 443 millones de euros, en comparación con los 428 millones logrados entre enero y marzo de 2017.

Sin embargo, el beneficio antes de impuestos (ebit) descendió ligeramente, un 0,5 %, y llegó a los 193 millones de euros, frente a los 194 millones de los primeros tres meses del año pasado.

La facturación retrocedió, asimismo, un 0,2 % hasta alcanzar los 1.441 millones de euros, en contraste con los 1.443 millones registrados desde enero hasta marzo del ejercicio pasado.

Por lo que se refiere a los costes financieros netos, fueron de 12 millones de euros, 3 millones menos que en el mismo plazo de 2017, lo cual se debió, principalmente, a la refinanciación a tipos de interés más bajos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.