México, en la cola latinoamericana en préstamos e inversión china, dice OCDE

México es uno de los países latinoamericanos con menor inversión extranjera directa y préstamos de origen chino, lo que supone un nicho de oportunidad todavía por explorar en el país, señaló hoy la OCDE.

"Solo 2 de cada 100 yuanes de China que acaban prestados a América Latina" han sido dirigidos a México, destacó el jefe de Unidad de América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Melguizo.

En la presentación en la Ciudad de México del informe "Perspectivas económicas de América Latina 2016", agregó que la nación puede aprovechar también el "nuevo canal financiero" que supone la llegada de inversión china a la región en nuevos sectores como la manufactura o la innovación.

Según el estudio, los flujos financieros entre China y América Latina crecieron "sin precedentes" en la última década, si bien la financiación se centró en Argentina, Brasil, Venezuela y Ecuador.

Desde 2010, los préstamos chinos alcanzaron los 94.000 millones de dólares, frente a los 156.000 millones aportados por el Banco Mundial, el Bando de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) juntos, de acuerdo con datos de la OCDE.

En la presentación del documento, el encargado de negocios de la embajada de China en México, Lin Ji, destacó que la inversión de su país en América Latina acumula 100.000 millones de dólares en los últimos diez años.

Una cifra que crecería hasta los 250.000 millones de dólares para 2025, según datos del Gobierno chino.

En este contexto, el coordinador del Centro de Estudios China-México de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Dussel, remarcó que "China no invierte en México", pues la inversión extranjera directa del gigante asiático representó menos del 0,1 % del total entre 1999 y 2015.

La situación "es seria" porque, según cifras del banco central, las exportaciones mexicanas a China cayeron un 21 y las importaciones se redujeron en un 7 %, prosiguió.

Según la OCDE, ello contrasta con un panorama general en el que a pesar de la difícil coyuntura internacional y la caída en precios de las materias primas, China sigue apostando por la región en sectores como las telecomunicaciones, la electricidad o las energías renovables.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.