Las instituciones vascas descartan reformar la fiscalidad a corto plazo

El Gobierno Vasco y las diputaciones forales han descartado hoy llevar a cabo una reforma fiscal a corto plazo y se han remitido a los resultados del análisis "en profundidad" que se está haciendo de la última modificación realizada en 2014 antes de tomar ninguna decisión.

Hoy se ha reunido en Vitoria el Consejo Vasco de Finanzas (CVF), órgano que aglutina a estas instituciones y a Eudel, para analizar el descenso de la recaudación fiscal en 2016, cuando se ingresaron 12.950,7 millones, 74,3 menos de lo esperado en la última previsión de octubre.

Al término de la reunión y preguntado por la posibilidad de una reforma fiscal, el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha abogado por "hablar de forma más sosegada" y hacerlo una vez que se tenga el análisis de la reforma de 2014.

Cualquier modificación de la normativa, ha añadido, debe contar con el mismo consenso "amplio" con el que se aprobaron los cambios hace tres años y debe además "combinar dos objetivos: garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos y contribuir al impulso de la actividad económica y la generación de empleo".

En la misma línea se han expresado los tres diputados generales, que han eludido pronunciarse sobre la posible subida del Impuesto de Sociedades a las empresas, porque debe estudiarse la "totalidad" del sistema impositivo de forma "armonizada".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.