La inflación interanual en Estados Unidos cerró 2016 en el 2,1 %

El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos aumentó un 0,3 % en diciembre y la inflación interanual cerró 2016 en el 2,1 %, la tasa más alta desde 2011, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Ese dato interanual del 2,1 % es el mayor desde el 3 % con el que concluyó 2011.

Los precios de la energía subieron en diciembre un 1,5 %, lo que elevó el aumento acumulado durante todo el año pasado al 5,4 %, mientras que los de los alimentos se mantuvieron estables por sexto mes consecutivo y en todo 2016 cayeron un 0,2 %.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el IPC subyacente registró en diciembre un alza del 0,2 % y el dato interanual quedó en el 2,2 %, una décima por encima del informe previo.

Durante los últimos meses, particularmente desde mediados de 2016, la inflación en Estados Unidos se ha ido acelerando y aproximando a la meta anual del 2 % fijada por la Reserva Federal (Fed), el banco central del país.

En diciembre, tras su última reunión de política monetaria del año, la Fed revisó su proyección de incremento de la inflación para el cierre de 2016 al 1,5 %, frente al 1,3 % calculado en septiembre, y dejó sin cambios la de 2017, en el 1,9 %.

Al término de esa reunión, la Reserva Federal cumplió las expectativas y subió finalmente los tipos de interés de referencia en Estados Unidos hasta la horquilla de entre el 0,50 % y el 0,75 %, lo que supuso el primer ajuste monetario desde diciembre de 2015 y el segundo en la última década.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.