La industria asturiana aumenta el gasto en protección ambiental un 38,8%

El gasto de la industria asturiana en protección ambiental alcanzó en 2015 los 129 millones de euros, lo que supone un aumento del 38,8 por ciento respecto al ejercicio anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El gasto corriente de las empresas asturianas en esta materia bajó un 8,6 por ciento, hasta 63,8 millones de euros, pero la inversión casi de triplicó al pasar de los 23 millones del ejercicio anterior a más de 65 millones de euros, de acuerdo a los datos de la última Encuesta del gasto de la industria en protección ambiental, publicada hoy por el INE.

La evolución del gasto de la industria en protección ambiental contrasta con la del conjunto del país, donde se produjo un descenso del 1,1 por ciento, hasta 2.374 millones de euros, un importe que representó el 0,42 por ciento de la cifra de negocio total.

El gasto corriente de la industria española también bajó un 1,1 por ciento, hasta 1.826 millones, mientras que la inversión retrocedió un 1,3 por ciento, hasta 547 millones.

La industria química y farmacéutica fue la que destinó un mayor porcentaje de su cifra de negocios al gasto en protección medioambiental, un 0,76 por ciento.

La protección del aire y el clima (reducción de emisiones atmosféricas) concentró la mayor parte de la inversión, un 58,5 por ciento, seguida de la gestión de aguas residuales, con un 12,8 por ciento, y la de residuos, con un 7 por ciento.

Los sectores que concentran el mayor gasto en protección ambiental son de Alimentación, bebidas y tabaco (22,9%), Química y farmacéutica (17,0%) y Metalurgia y fabricación de productos metálicos (13,9%).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.