La economía de México solo crecerá un 1,9 % en 2017 por Trump, augura la ONU

México crecerá este año un 1,9 %, ligeramente inferior a 2016, debido a una menor inversión y gasto público, así como a una perspectiva poco favorable en la demanda externa por la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, según un informe de economistas de la ONU.

La toma de posesión del nuevo presidente estadounidense el próximo viernes podría abrir tres canales sobre la relación entre México y su vecino del norte que desembocarían en una menor demanda externa, que a su vez impactaría en el desarrollo económico.

Las perspectivas de México se verían perjudicadas si se diera un menor flujo de remesas, en el caso de que se materialice una política migratoria más restrictiva en EEUU, afirmó en rueda de prensa en la capital mexicana el jefe de la Unidad de Desarrollo Económico de la Sede Subregional en México de la CEPAL, Ramón Padilla.

También influiría un descenso del comercio internacional o una menor inversión extranjera directa, por las amenazas de Trump de imponer aranceles a las empresas que decidan llevar sus fábricas a México para exportar a EEUU.

La economía de México, que pasaría de un crecimiento del 2 % en 2016 a uno de 1,9 % en 2017, se ha configurado con una "perspectiva a la baja", marcada por la incertidumbre que se está dando por las futuras políticas de Trump que tendrían impacto negativo en el país.

Para 2018, la ONU tiene una proyección un crecimiento del 2 % para el país latinoamericano.

El informe de las Naciones Unidas "Situación y Perspectivas de la Economía Mundial en 2017" subraya que cerca del 80 % de las exportaciones mexicanas están destinadas a EEUU, por lo que "cualquier medida proteccionista de la nueva Administración estadounidense tendrá un impacto severo en el crecimiento".

Por ello, Padilla consideró que México debería emprender algunas acciones para protegerse ante este riesgo, como "diversificar las exportaciones", y buscar otros mercados, lo cual podría verse facilitado por una mayor integración regional.

Otra medida para mitigar el impacto podría ser el fortalecimiento del mercado interno, y que este sea un motor económico que compense la caída de la demanda externa.

En cuanto a las remesas, segunda fuente de divisas de México después de las exportaciones de la industria de automoción, todavía es pronto para calcular el impacto real que tendría un hipotético bloqueo de Trump.

"Ahora es muy difícil tener números hasta que no haya anuncios y no se concreten las medidas del nuevo Gobierno", indicó Padilla.

El economista valoró que en México debería permanecer un mensaje de "cautela" dado que el entorno económico estimado, aunque no es "óptimo" para lograr objetivos como la creación de empleos o logros sociales, "está lejos de crisis que México ha tenido" en otras décadas.

La economía mundial crecerá un 2,7 % este año y un 2,9 % en 2018, mientras que a nivel regional se espera que América Latina y Caribe vuelva a experimentar un crecimiento positivo, de 1,3 % y 2,1 %, respectivamente, después de dos años de contracción.

México y Centroamérica tendrán un crecimiento de 2,3 % este año y del 2,2 % el siguiente, con un desempeño valorado por Padilla como "positivo", pese al funcionamiento de la economía de la región en su conjunto en los años posteriores.

Esta subregión, que se había sustentado en el comercio neto y las exportaciones, se ha visto favorecida por el impulso al consumo privado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.