La economía de Chile crecerá un 3,9 % en 2018, según la Cepal

La economía chilena crecerá en 2018 cerca del 3,9 %,más del doble de la que alcanzó en 2017, impulsada por la recuperación del dinamismo de la inversión y el consumo, anunció hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La mejora en la inversión será visible sobre todo en el sector minero, algo que ya se pudo comprobar en el segundo semestre del año pasado, concretó el organismo en un informe.

Este mayor crecimiento se traducirá en un aumento de los ingresos tributarios (del 20,8 % del PIB en 2017 al 21,6 % del PIB en 2018), lo que, sumado a un ajuste en el gasto público (del 23,8 % del PIB en 2017 al 23,3 % del PIB en 2018), permitirá reducir el déficit público hasta un 1,9 % del PIB en 2018 (frente al 2,8 % de 2017), proyectó la Cepal.

El organismo justificó estos datos, en parte, en el mayor dinamismo de la economía y el aumento del precio internacional del cobre, mientras que apuntó que el gasto se focalizará en educación y salud.

Asimismo, el mayor crecimiento redundará en un alza de las importaciones que se espera que pueda compensarse con el aumento de las ventas externas producto del incremento del precio internacional del cobre.

Para 2018, la Cepal espera que la política monetaria chilena siga siendo expansiva, lo que ayudará a consolidar el mayor crecimiento económico.

Esto dependerá, según el organismo, del dinamismo de la demanda interna y la evolución de la brecha del producto, y también influirán los determinantes de la variación del tipo de cambio nominal y su velocidad de traspaso hacia los precios internos.

La Cepal espera que la tasa de inflación se sitúe en torno al 2,3 % hacia fines de 2018 y que en 2019 se alcance la meta del 3 %.

Por contra, los puntos más débiles de la economía chilena, según la Cepal, son el creciente endeudamiento del sector privado y la dependencia de los flujos de cartera para financiar el déficit de la cuenta corriente.

A nivel general para América Latina y el Caribe, la Cepal redujo hoy del 2,2 % al 1,5 % la previsión de crecimiento para este año, lo que supone un ligero repunte frente al 1,2 % de 2017 gracias a la demanda interna y la inversión, pese a la persistencia de "incertidumbres externas".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.