La economía australiana creció un 1 % en el primer trimestre de 2018

La economía australiana creció un 1 por ciento en el primer trimestre de este año, por encima de lo esperado, impulsada por la minería y el sector privado no financiero, informaron hoy fuentes oficiales.

La subida mejora las previsiones de los expertos, que esperaban una crecida del 0,9 por ciento, y los resultados del trimestre anterior, cuando la economía creció un 0,5 por ciento, según la Oficina Australiana de Estadísticas (ABS, siglas en inglés).

El aumento sitúa el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) desde marzo del año pasado en el 3,1 por ciento, según los datos de la ABS.

El jefe de la oficina del Tesoro de Australia, Scott Morrison, dijo en rueda de prensa que los resultados reflejan que "el plan del gobierno para lograr una economía fuerte está funcionando y debemos adherirnos a este plan".

Morrison destacó que el crecimiento de la economía australiana se sitúa por encima de la media de los países miembros de la OCDE y de todas las naciones del G7.

Según los datos de la ABS, la economía del país se vio impulsada por la producción del sector minero, que en el primer trimestre creció un 2,9 por ciento, gracias al aumento en la producción de carbón, mineral de hierro y gas natural licuado.

Los beneficios de las corporaciones privadas no financieras también crecieron durante ese período un 6 por ciento, lo que supone su mejor resultado en los últimos meses.

La inversión privada también contribuyó, en particular, la destinada a maquinaria y equipos de sectores no mineros, mientras que la construcción de nuevas edificaciones se contrajo levemente.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.