La economía andaluza crecerá el 2,7 % en el 2018

La economía andaluza, al igual que la española, crecerá un 2,7 % este año, según el Observatorio Económico de Andalucía, lo que supone tres décimas menos de lo que hizo el año pasado, según las estimaciones del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

En el primer trimestre de este año la economía andaluza ha crecido un 0,6 %, una décima menos que en el último trimestre del 2017, de modo que el crecimiento interanual a finales del 2017 se elevó al 3,1 % y a finales de este primer trimestre del 2018 se queda en el 2,9 %.

Una moderación del crecimiento que "no es nada dramático, que está en el marco de lo esperado y que no es para preocuparse" como ha explicado en conferencia de prensa el profesor de Economía Aplicada de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) Manuel Alejandro Hidalgo, quien ha presentado los datos del Observatorio junto al presidente de esta entidad, el profesor Francisco Ferraro.

Esa "pequeña caída" en el crecimiento se explica en el consumo de las familias, que es el indicador de mayor peso y el que ha crecido menos en este primer trimestre, mientras que el comercio al por menor ha aumentado algo más de lo que lo hizo el último trimestre del año pasado.

Los datos del empleo de la última EPA, aunque malos, han sido considerados coyunturales y aunque las cifras de empleo mantienen una tendencia positiva -crece un 2 % según la EPA, por debajo del español- el mercado de trabajo "sigue sin dar muestras de fortaleza".

Todos los datos asociados al turismo han tenido un buen comportamiento en los tres primeros meses del año.

La inversión pública ha perdido el impulso que mantuvo hasta el final de 2017 pese a que la licitación mejora, lo que se explica en el extraordinario aumento que tuvo en enero del año pasado, mientras que el empleo ha crecido más en el sector público que en el privado.

El sector exterior sigue su tendencia positiva, con un crecimiento de las exportaciones en el primer trimestre del 8,4 % y un aumento de las importaciones del 6,7 %.

En cuanto a la oferta, prosigue su tendencia positiva pero asociada a la industria energética y extractiva en detrimento de la manufacturera; la construcción mantiene un "crecimiento tendencial" y los servicios se han comportado "en paralelo" al consumo de las familias con un pequeño retroceso de su aumento en este trimestre pero que no ha sido común a todos los sectores, de hecho el de crecimiento más débil ha sido la hostelería.

Según Ferraro, la previsión de crecimiento para el segundo trimestre se sitúa entre el 0,6 % y el 0,7 %, lo que consolida la tendencia del primer trimestre y significa "una suave, muy suave desaceleración del crecimiento de la economía andaluza".

Aunque el crecimiento previsto para España este año es del 2,7 por ciento la Comisión Europea lo ha elevado al 2,9.

Ferraro ha señalado que "los vientos de cola" que favorecían a la economía andaluza desde 2013 "van desapareciendo".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.