La CE espera lograr hoy un acuerdo con Lisboa sobre ajustes en su presupuesto

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, afirmó que espera lograr hoy un acuerdo con el Gobierno portugués sobre los ajustes al presupuesto de 2016 que Bruselas quiere que Lisboa asuma para reducir el déficit público.

"Queda aún trabajo, espero que lleguemos a un acuerdo en las próximas horas, pero es demasiado pronto para decir, demasiado pronto para anunciar un acuerdo, también para comunicar nuestra conclusión" sobre el presupuesto, explicó Moscovici en una rueda de prensa en la que presentó las previsiones económicas de invierno.

Mañana, el colegio de comisarios -el núcleo decisorio de la Comisión Europea- dará a conocer su veredicto sobre las cuentas del Gobierno liderado por el socialista António Costa, antes de lo cual Moscovici espera lograr un entendimiento con Lisboa.

Tras un primer análisis del presupuesto, la CE ha revisado hoy muy a la baja sus perspectivas macroeconómicas para Portugal en lo que respecta al déficit.

Si en noviembre pasado esperaba que el país terminara 2015 con un déficit del 3 %, logrando así situarlo in extremis en el máximo que permite la legislación europea dentro del plazo acordado, ahora Bruselas cree que el país cerró el pasado ejercicio con un desvío del 4,2 % del PIB y que no cumplirá ni este año (3,9 %), ni el siguiente (3,5 %).

Bruselas no ha visto con buenos ojos la estrategia presupuestaria del nuevo Gobierno portugués, asentada en unas previsiones económicas más optimistas y en la reversión gradual de algunas medidas de austeridad, por lo que de no lograr modificaciones, podría rechazar las cuentas del país mañana.

Preguntado por si en este contexto se está exigiendo al Gobierno luso que asuma nuevas medidas, Moscovici se limitó a indicar que "las negociaciones continúan y se está analizando dónde estamos ahora mismo", a la vez que rechazó entrar a comentar cifras que circulan.

Dijo también que Lisboa ha puesto varias propuestas sobre la mesa "en el buen sentido" y que se está trabajando "muy intensamente, con buena cooperación".

El comisario mantiene además contacto estrecho con las autoridades lusas.

Moscovici mostró su confianza en que el Gobierno de coalición liderado por los socialistas se mantiene "fiel a su compromiso europeo" y aseguró que tanto Bruselas como Lisboa quieren asegurar que se cumplen las reglas europeas, en referencia al tope del 3 % del déficit.

En sus nuevas perspectivas macroeconómicas para Portugal, la Comisión empeora también sus expectativas de crecimiento para el país para este año, al reducirlas una décima hasta el 1,6 %, y mantiene las de 2017 en un 1,8 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.